Ilumina tu casa con una decoración en amarillo

El amarillo es un color que irradia alegría y felicidad. Existen infinidad de gamas, desde el amarillo intenso, hasta el matiz oro opaco, es por ello que la variedad es amplia, por lo que puedes lograr combinaciones diferentes, ideal para cada rincón de tu hogar, y así hacerlo un lugar más acogedor e iluminado.

Sin duda es un color con mucho confort, por lo que es una buena idea aplicar amarillo en los lugares más oscuros y ocultos. Otro beneficio es que hace ver a la habitación más amplia y ordenada, al fusionarlo con otro color, se obtiene una gran decoración, con un toque de delicadeza.

El salón queda perfecto decorado con amarillo, puedes utilizar una tonalidad media para los sillones y muebles, como la mesa del centro, y para darle elegancia y refinamiento, coloca cojines y detalles como lámparas, floreros, cuadros y demás de colores oscuros, en especial el negro, ya que aporta distinción.

La cocina también es un buen lugar para aplicar el amarillo, ya que es un matiz que incita a comer, puedes pintar las paredes de este color, y los muebles como el refrigerador y mesa deben ser cafés, y con detalles de mostaza o crema, así crea un entorno moderno y vanguardista en todos los aspectos.

La habitación no se puede quedar atrás, una buena opción son los muebles como el ropero, mesa de noche, librero y demás de color amarillo opaco, si quieres tener una ambienta cálido puedes elegir las cortinas y detalles anaranjados, y para darle el toque final, una bonita alfombra en el centro de mimbre, y así crear  una apariencia soleada. Lo bueno de este tono es que puedes darle rienda suela a tu creatividad.

Para terminar, puedes pintar la fachada de tu casa de un tono más neutro, con ventanales blancos y detalles en negro. Así que ya lo sabes, si quieres cambiar el color a tu casa, el amarillo es una buena elección, ya que alegrará tu hogar con sus intensos tonos.

Compartir