La seguridad en la decoración del cuarto del bebé

decorar el Dormitorio de bebé

Cuando nos hemos enterado que pronto la familia se agrandará, comenzamos a llenarnos de preguntas de como vamos a decorar el cuarto del nuevo integrante, para que resulte agradable, relajante y cómodo para toda la familia.


Comencemos por buscar un ambiente propicio para la  seguridad y tranquilidad del bebé. Lo ideal es elegir un espacio con buena ventilación e iluminación y ambientarlo en una gama de colores suaves y con pocos objetos decorativos, para lograr armonía a la hora del descanso, el juego y el aprendizaje.

Consejos de seguridad en la habitación del bebé:

La seguridad debe ser una prioridad en los elementos que se destinen para la ambientación de la habitación de los más chicos. Algunas sugerencias:

  • Los cuadros no deben tener vidrios.
  • Las mesas y las sillas deben contar con puntas redondeadas
  • Los baúles para juguetes no deben poseer tapa con bisagras, para impedir que los más chiquitos se agarren los dedos.
  • Evitar colgar estanterías en la pared donde estará apoyada la cuna.
  • No es aconsejable colocar alfombras en el centro de la habitación para evitar resbalones. Ahora, si se necesitan para que el bebé no esté en contacto con un piso frío, existen bajo alfombras que sirven para evitar que la alfombra se resbale.

Decorar el dormitorio del bebé

  • Es importante despejar el centro del cuarto para que puedan jugar y desarrollar sus habilidades con libertad.
  • Los muñecos coloridos y de texturas suaves, son recomendables durante los primeros meses de vida.
  • Una buena iluminación es clave en un cuarto de bebe. Durante el día, colabora con su dinámica de juego y por la noche vigila su sueño.
  • Los mobiliarios infantiles resultan un excelente estímulo visual para el bebé, cuanto más colores tengan mejor.
  • Las cajoneras permiten mantener el orden sin perder la estética. Además son ideales para que los chicos aprendan poco a poco a organizar ellos mismos sus juguetes.
  • Plastificar los suelos de madera, además de ser lindísimos, facilitan la limpieza.
  • Los jugueteros con rueditas son prácticos porque pueden esconderse debajo de un mueble y trasladarse con facilidad por todo el ambiente.

Cómo decorar el dormitorio infantil

  • Debes ubicar el cuarto el bebé cerca del tuyo, aunque cuando el recién nacido dormirá contigo, contará con su propio cuarto, y de esa manera evitarás largos paseos durante la noche cuando lo pases a su habitación.
  • Si bien esta comprobado que los colores suaves calman e invitan a la tranquilidad, utilizar colores energéticos, en su justa medida, no tiene por qué alterar la armonía del ambiente. Los colores primarios transmiten vitalidad y son ideales paro los más chiquitos, incluso cuando nenas y varones deban convivir durante sus primeros años.
Compartir