Cómo elegir el suelo de la cocina

El material que elijas para revestir la cocina, va a depender de su ubicación, por lo tanto si lo que se busca es delimitar sectores, puedes contrastar con el del salón, o bien unificarse a su particular estilo. Actualmente debido a la gran cantidad de modelos y materiales existentes, elegir el suelo de una cocina es una tarea que suele ser bastante complicada.

Elegir el suelo de la cocina

Lo que siempre se debe tener presente es que más allá de lo arriba mencionado, el suelo de la cocina debe ser resistente a las manchas, la grasa y la humedad.

Tipos de suelos de cocina

Suelo de madera:

Los suelos de madera no sólo hacen que su cocina sea tradicional, cálida y atractiva,  también son muy fáciles de limpiar. En lo que respecta a la durabilidad depende del tipo de madera que  selecciones para el suelo. Las maderas duras como el fresno, arce y roble duro se ven en muchas cocinas modernas y tradicionales en estos días.

Elegir el suelo de la cocina

Puedes hacer que el suelo de madera de tu cocina sea más duradero y resistente al desgaste mediante la aplicación de una capa de poliuretano en el suelo. Este suelo puede ser sólido o de madera laminada.

Suelo de azulejos de cerámica:

Este tipo de suelo ofrece la mejor relación calidad-precio en cuanto a diseño y durabilidad se refiere a lo que hace que sea una opción popular entre los reformadores de casa que están rediseñando su cocina y baños. Una amplia selección de estilos y colores puede hacer que sea difícil la elección, pero en última instancia, te encantará la apariencia de tu cocina una vez que el suelo esté colocado y lo mejor es que requiere de un mantenimiento mínimo.

Suelos vinílicos:

Si usted está buscando una alternativa rentable a la madera sólida, el laminado plástico debe ser su elección. Este tipo de pavimento está ganando popularidad debido a su bajo precio, la facilidad de instalación y durabilidad.

El vinilo es resistente al desgaste y la humedad. Lo mejor de este tipo de suelo es que tiende a parecer un suelo caro,  como la piedra, el mármol y la madera. También es fácil de limpiar.

Suelos de Mármol:

Los suelos de mármol tienen la desventajas de que son costosos, pero también puede transformar tu cocina y hacer que se vea absolutamente impresionante. Pero lo triste es que el mármol es propenso a mancharse con facilidad que lo hace una mala elección para el suelo de la cocina. Otro punto negativo es que requiere mucho mantenimiento, si quieres lograr una larga duración.

Elegir suelo de cocina

De todos modos, recuerda siempre que debe entonar con el suelo del salón, o contrastar con el mismo, para dar un toque bien personal en cuanto a la decoración.

Si ninguna de estas opciones te resulta posible porque el pavimento original no soporta correctamente la humedad, puedes optar por un cerámico que se consiguen fácilmente y hay de diversos diseños en el mercado.

Recuerda a la hora de elegir el suelo de tu cocina, que debe ser resistente, poco poroso, y fácil de limpiar.

Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…

Compartir