Cómo renovar un dormitorio juvenil

Cómo cambiar la decoración de un dormitorio juvenil

En la adolescencia es el mejor momento para renovar el dormitorio infantil que alguna vez, con mucho amor y esmero decoramos. Para ello debemos tener presente que  en esta etapa de nuestros hijos muchas veces sus amigos se quedarán en casa, las camas nido y los sofás camas que además sirven para estar o leer, son ideales en esta etapa. A continuación te daremos algunas ideas para cambiar la apariencia del dormitorio de tu hijo adolescente.

Consejos para cambiar la decoración de un dormitorio juvenil

Organización:

Es lo primero que hay que hacer para poder cambiar la habitación, y acompañarla además de una buena limpieza. En muchas ocasiones, una simple reorganización de armarios, muebles y juguetes bastará para que la habitación tenga un aspecto totalmente diferente. Además, será también el momento perfecto para deshacerse de unas cuantas cosas que seguro que el adolescente ya no usa.

Decorar habitación juvenil

Paredes:

Cambiar el color de las paredes siempre suele ser la primera opción ya que es lo que más hará ver una estancia diferente y además no te costará mucho dinero. Lo ideal es pintarla en colores que se correspondan con la edad del adolescente, además de que si tiene personajes favoritos puedes poner alguna lámina con ellos o pintar un mural. Pintarla tú misma es muy sencillo, así que dedícale un fin de semana y verás que además es muy divertido.

Textiles:

Otra cosa que ayuda muchísimo a cambiar el aspecto de una habitación, especialmente si tienes un color en las paredes que sea neutro o que combine con todo. Cambiando cortinas, edredones, cojines y alfombra conseguirás un aspecto totalmente diferente.

renovar la decoración de un dormitorio juvenil

Muebles:

Si los muebles que tiene se ven viejos o quieres darles otro aspecto, siempre puedes darles una mano de pintura o aplicarles alguna técnica para que tengan otro aspecto. Cambiarles los pomos o decorarlos con algún vinilo también es una opción muy barata y con buenos resultados.

Dado que en esta etapa la altura dejó de ser un problema las estructuras de tipo puente, los muebles modulares y las estanterías aprovechan el espacio vertical y duplican la capacidad de almacenamiento.

Armario:

También suelen comprarse demasiada ropa y los armarios comienzan a quedar pequeños, por su necesidad de estar siempre a la moda, recuerde adquirir un armario grande con barra para colgar ropa, cajones amplios,y un amplio zapatero.

Zona de estudio:

El lugar del escritorio, en esta etapa es fundamental , pero deberá hacerlo un sitio cálido que invite a estudiar, por lo tanto un mueble de cajones es suficiente, ubicado debajo de la ventana para tener una excelente iluminación natural y una encimera sobre la pared. Si no, puede optar por comprar alguna pieza funcional que se adapte al espacio que posee.

 

Compartir