Decorar al estilo mediterráneo el recibidor

Estilo mediterráneo en el recibidor

Si bien la cantidad de diseños que hay para armar un buen recibidor son muchas, y van a depender del estilo que hayamos elegido para el resto de nuestra vivienda , pequeños detalles decorativos con mucho encanto, pueden hacer que logremos un estilo romántico y sencillo con un aire mediterráneo.

Cómo lograr estilo mediterráneo en el recibidor

Si tenemos verdadero interés en impresionar adecuadamente a las personas que nos visiten en casa, debemos recordar que el ingreso a ella es determinante para la primera imagen que se van a llevar de nuestros hogares, y por lo tanto, de nosotros mismos.

Saber escoger el estilo con el que decoraremos nuestro hogar es importante, y más aún si se trata del recibidor, que es uno de los primeros lugares que se muestran de nuestras viviendas y en los que prácticamente nos expresamos inicialmente. El estilo mediterráneo es muy usado en casas de campo o de playa, pero que en los hogares de la ciudad también luce espectacular.

Estilo mediterráneo en el recibidor

Para conseguir este estilo debemos comenzar pintando las paredes de blanco, para dar ese efecto luminoso que llena el espacio  y lo hace lucir más amplio, y colocar pisos de barro artesanal o madera. El mobiliario debe ser poco pero bien específico respondiendo  al estilo antiguo.

Sin olvidarnos del espejo, de los cuales hay cantidades de diseños que se adaptan a todos los gustos y un perchero antiguo haciendo juego con el resto de los objetos de decoración.

Estilo mediterráneo en el recibidor

También existe la opción de utilizar pocos muebles de diferentes estilos y procedencias, que tengan ese típico encanto rústico que los caracteriza, y vestir aquellos que lo permitan con lienzos blancos. En las consolas podemos recrear situaciones con objetos traídos de algún viaje, o fotografías antiguas.

Sin pasar por alto esos objetos tan particulares como las jarras o jarrones de barro cocido, y exquisitas bandejas con elementos marinos recogidos de alguna visita a la playa.

Compartir