Errores en la iluminación del hogar

Todos los elementos que utilizamos en la decoración, hay que usarlos correctamente, en el sitio justo y en su debido lugar, dado que si abusamos de algún recurso, o lo situamos incorrectamente, causamos el efecto contrario que seguramente estábamos intentando conseguir.

Errores comunes en la iluminación del hogar


La iluminación artificial en el hogar es una de las cuestiones que deben ser mejor planificadas en el diseño del hogar, y es que tienen la capacidad de provocar sensaciones a las personas en función de los ambientes que crean.

Precisamente por eso hay que ir con mucho cuidado de no cometer errores que después pueden llegar a ser muy difíciles de modificar sin hacer obras. Sé previsor, infórmate de algunos de los más comunes y así aprenderás a evitarlos.

Lo que no debes hacer al iluminar tu hogar

Dormitorio infantil: 

Por más bonitas que nos parezca y dado que son importantes las piezas decorativas, jamás debemos colocar una lámpara de pié halógena en el cuarto de nuestros hijos, levantan mucha temperatura, y podrían desencadenar un incendio, sobre todo si hay muchos juguetes y peluches.

Dormitorio principal: 

En el dormitorio principal la luz general casi siempre deslumbra, si esta situada directamente sobre la cama, lo más indicado es colocar varios focos en diferentes lugares.

Comedor: 

En el comedor colocar una lámpara demasiado alta, deslumbrará a los comensales, la misma debe estar siempre ubicada a una distancia de entre 60 y 80 centímetros de la mesa.

Salón:

Debes evitar colocar luces halógenas en el salón que focalicen el sofá, cuando algún invitado se siente en él se sentirá incomodado por el exceso luminario, por otro lado dan una sensación de ambiente frío, que no es correcto para ese sitio de la casa, se pueden sustituir por lámparas de pantalla de pié que brindan mayor calidez a un ambiente como el salón.

Recibidor:

Bajo ningún punto de vista cabe exagerar la cantidad de luz en el recibidor, ya que es un sitio de paso demasiado corto, y nadie permanecerá mucho en él. Los que mejor se acondicionan son los apliques de pared de poca luz.

Teniendo en cuenta estos simples consejos, iluminarás tu casa de manera adecuada, sin que te cause molestia ningún rincón de tu casa.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido.

Compartir