Cómo hacer un mantel personalizado

Cómo decorar mantel

La decoración personalizada de algunos elementos  como puede ser un simple mantel hacen que nos luzcamos y nos permiten la posibilidad de reciclar un mantel o darles un toque distinguido para que se integre con nuestra nueva decoración.

Te contamos una manera divertida de decorar tu mantel, para que las reuniones con amigos sean siempre entretenidas, con un detalle exclusivo para que tus mesas destaquen en cada ocasión.  Les proponemos pintar un mantel y darle

Mantel con detalles hechos a mano

Materiales:

  • Un mantel blanco liso.
  • Cartulina.
  • Plantillas de letras.
  • Marcadores indelebles de punta fina y de colores.
  • Pintura para tela.
  • Pinceles.

El proceso para crear nuestro mantel personalizado será el siguiente:

  1. Dibujaremos sobre la cartulina los diseños de frutas, flores o los que hayamos elegido para pintar, y procederemos a recortarlos. Luego debemos aplicar estos diseños sobre el mantel y dibujarlos con un marcador negro. También puedes con un lápiz simple, dibujar la mesa servida, es decir, dibujar los platos (el contorno y el círculo que denote su profundidad), los tenedores y cuchillos, quizás también las servilletas dobladas en triángulos, y hasta saleros, pimenteros y copas de vino.
    Cómo hacer un mantel
  2. Con la pintura para tela , estamparemos cada uno de los diseños elegidos y dibujados sobre el mantel, dejando secar una vez concluida la pintura por lo menos dos horas.
  3. Con los demás marcadores y con la ayuda de las plantillas de letras, podemos recrear otro detalle muy personal y escribir los nombres de las frutas o flores que decidimos pintar, en todo el mantel.
  4. Cuando terminamos de realizar todo debemos planchar el mantel del lado del revés para terminar de fijar la pintura.

Otra idea es repasar los dibujos con puntadas, para conseguir esto debes determinar la máquina de coser automática para hacer un punto de bordado, o colocar el mantel de a sectores en una superficie de bordado, y comienza a repasar estas formas. Puedes hacerlo en el mismo color, o bien en diferentes colores según los elementos que estés bordando.

Estos tips se pueden aplicar también a las servilletas y repasadores de la cocina, para lograr un juego completo a la hora de poner la mesa.

Compartir