Marcos de fotos de papel

Cómo hacer un marco de foto de papel

Esta es una manera linda y original de reciclar bolsas de papel para realizar marcos de fotos o cuadros y porta retratos, sobre todo para decorar originalmente el cuarto de los niños, en los que el toque colorido, siempre está dispuesto a destacarse en esa habitación, e incluso pueden realizarlos ellos mismos.

Cómo hacer un marco de fotos en papel

A menudo nos obstinamos con el materialismo, gastándonos dinero en cosas que podrían quedar mejor, más originales y únicas, si las haciéramos nosotros mismos, como estos preciosos marcos de papel en los que nuestras fotos lucirán maravillosamente.

Hacer nuestros propios marcos de papel es realmente sencillo, todos los materiales necesarios son fáciles de conseguir, y muy baratos.

Cómo hacer marcos de fotos en papel

Para poner manos a la obra necesitaremos:

  • Papeles decorativos (tipo bolsa de papel, con textura, cartulinas…) de diferentes colores y tamaños
  • Fotos para enmarcar
  • Cartón de espesor fino
  • Un cortante, tijera, cutter o trincheta
  • Regla
  • Lápiz

Paso a paso

  1. Introducimos el cartón en la bolsa de papel y sobre el frente de la misma procederemos a marcar con la ayuda de una regla y un lápiz, el tamaño de la foto, perímetro al cual le quitaremos 5 milímetros de cada lado.
  2. Con la ayuda del cortante debemos calar el rectángulo o cuadrado donde colocaremos la foto, y sin retirar el cartón  contornearemos sobre este la forma del orificio.
  3. Para continuar quitamos el cartón y sobre la marca anterior, adherimos la fotografía para que de esta forma, quede centrada en el lugar donde esta el orificio.
  4. Por último debemos introducir en la bolsa el cartón con la foto adherida y  ya está listo para colocar y lucir en la habitación.

Con estos preciosos marcos hechos por vosotros mismos podéis decorar el recibidor, una pared en el despacho o incluso la zona del tocador en el dormitorio. Si no os apetece poner fotos vuestras, también podéis enmarcar trozos de pizarra —o pintar el trozo de pared enmarcado con pintura de pizarra— e ir cambiando el diseño dentro del marco cuando os canséis del anterior.

Compartir