Divisiones con biombos

Los biombos tienen su origen en las culturas china y japonesa. En sentido figurado el significado de la palabra biombo es pantalla de protección contra el viento, objetivo para el cual se creo el artefacto. Al paso del tiempo, ha sido diversificado el diseño y la función del mismo. Con el tiempo, comenzaron a emplearse para dividir espacios y más adelante se les dio un uso más bien ornamental.

Para que sirven los biombos

Originalmente eran de un gran tamaño, se trataba de varias hojas unidas con bisagras y tenían paisajes típicos, ornamentación característica y caligrafía, se elaboraban totalmente de forma artesanal. Tras siglos de haber sido creado, aun continua vigente, habiendo pasado por diseños rústicos, refinados, sobrios, informales, incluyéndose en prácticamente toda clase de decoraciones.

Decorar con biombos

Se puede decir que entre los más excéntricos se encuentra el biombo en el que se incluye vidrio en sus hojas, además de la técnica creativa y colorida por excelencia del mismo, que es el vitreaux. Otros de los materiales más usuales son la madera, el acrílico o el mimbre.

Para que sirven los biombos

Algunos de ellos servían como lienzo a los artistas, quienes los imprimían con sorprendentes símbolos propios de dichas culturas. En la actualidad, los biombos son elementos decorativos muy socorridos por el interiorismo. Los biombos nos permiten separar áreas, son livianos y nos evitan tener que erigir una pared que divida una estancia de otra.

Decoración con Biombos

Es común que los chicos compartan habitaciones, y para delimitar el espacio que corresponde a cada uno sin restar privacidad, un biombo puede resultar muy útil en estos casos. Incluso es posible decorarlo de forma distinta en cada cara para que vaya de acuerdo con la personalidad de cada integrante de la habitación.

Los biombos son convenientes también cuando se busca acondicionar un determinado espacio de la casa como oficina, para crear una especie de vestidor en el dormitorio, o incluso para dividir la sala y formar un salón pequeño para la hora del té o del café.

Si además de su utilidad práctica, lo empleamos como elemento decorativo, el biombo puede hacer de ciertas habitaciones lugares muy especiales.

Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido.

Compartir