Consejos para elegir la decoración infantil

El cuarto del niño es un reflejo de sus gustos y las cosas que le generan más paz y agrado. Igualmente, debe adaptarse para que le sea fácil mantener el orden y la limpieza a medida que va asumiendo más responsabilidades respecto a su espacio.

Cómo decorar la habitación infantil

Cómo decorar la habitación de los niños

Mobiliario infantil

Muchos muebles diseñados para cuartos infantiles representan una gran inversión debido a lo práctico de su composición. Por ejemplo, colocar una cama individual con doble colchón (el segundo está debajo del primero y sale a modo de cajón) funciona para cuando algún amigo o primo quiera quedarse en casa.

Igualmente, los muebles que integran escritorio, biblioteca y área para el ordenador ayudan a mantener el orden de los útiles escolares y las tareas académicas. Además, es importante que el niño disponga de un espacio que pueda dedicar exclusivamente al estudio. Si el mueble tiene su propia iluminación, mucho mejor.

Decoración infantil

En cuanto a la decoración, son preferibles los muebles en colores claros, ya sea en tonos de madera o en color blanco, por ejemplo, con toques de aquel color que más os apetezca (verdes, rosas, azules, amarillos…¡todo sirve!). Es recomendable utilizar dulces y suaves colores pastel, así como guiarse por una paleta más o menos constante de colores.

Lo importante a la hora de diseñar el mobiliario infantil es disponer de varios cajones y estantes donde se puedan organizar juguetes, libros, ropa y productos personales, sin que quede nada fuera de lugar. De este modo, se enseña el valor del orden.

Miles de motivos

El cuarto del niño se puede decorar no sólo con sus colores favoritos sino con sus caricaturas o series favoritas. Si bien algunos padres invierten tiempo o dinero pintando figuras en las paredes, pero esto no es muy recomendable pues toma demasiado tiempo y los gustos de los niños suelen ser bastante efímeros.

Cómo decorar una habitación de niños

Para dar un toque del animado favorito a la habitación, se puede optar por vinilos decorativos, lámparas, sillas, ropa de cama e incluso cintas para pared con estos personajes. Dichos elementos son bastante llamativos y más fáciles de cambiar a largo plazo.

Seguridad

Durante el diseño del cuarto infantil se deben evitar salientes y bordes rectos, ya que el niño puede herirse accidentalmente. Prefiera los bordes redondeados y los acabados no metálicos. La madera es un buen material para este tipo de mobiliario.

A la hora de elegir, lo más importante es detectar aquello con lo que el niño se sienta más a gusto, pues así creará un entorno donde le agrade estar y donde pueda estudiar y dormir con tranquilidad.

Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…

Compartir