Decorar la oficina según el Feng Shui

La oficina es el espacio en el que se pasa la mayor parte del tiempo y en el que se recibe el mayor número de tensiones. Por eso, la decoración debe ser funcional y armónica, para que permita el orden, la concentración y la liberación del estrés. El Feng Shui establece algunas normas que ayudarán a que las energías generadas en el ambiente laboral sean positivas y, por ende, generen paz y productividad.

Decorar oficina según el Feng Shui

La oficina debe ser funcional ante todo y buscar un punto de equilibrio entre el yin y el yang; se conseguirá el equilibrio siempre que se pueda alcanzar en la estancia un estado de relajación y concentración (yin) pero que, por otra parte, estimule y consiga incitar a la actividad (yang). Todos los elementos que integran la oficina deberán respetar este equilibrio.

Cómo decorar tu oficina según el Feng Shui

  • Hay algunos elementos y materiales de la oficina que podemos combinar para conseguir el equilibrio de energías que buscamos. Si en algún lugar de la estancia existe una alfombra, debemos poner una planta encima. También es importante que si algunos elementos decorativos de la casa son de materiales de origen natural, como por ejemplo un sillón de piel o muebles de madera, además podemos situar en algún lugar una pecera o fuente; de esta manera mejorará nuestro rendimiento.
  • Por las puertas y ventanas entra un caudal de energía que puede llegar sola o con las personas, por esto no es recomendable colocar el escritorio enfrentando este trayecto. Se debe colocar el escritorio frente a la puerta de entrada de la oficina.
  • Nunca dar la espalda a una puerta o a un espacio vacío; especialmente si nos circulan personas por detrás.
  • Para purificar el ambiente, un excelente recurso es colocar sobre el escritorio una lámpara de cristal de sal.
  • Trabajar con música clarificará su ambiente y elevará la concentración y motivación.
  • Utilizar elementos decorativos de madera, cristal o cerámica.
  • Incorporar plantas al espacio de la oficina.
  • Colocar diplomas y reconocimientos en el lado izquierdo de la oficina.
  • Elegir una silla adecuada y cómoda.
  • Evitar pilas de papeles y desorden en la oficina.
  • Colocar cuadros en la pared frontal del escritorio.

Estos sencillos principios generan un gran cambio en la decoración   del ambiente laboral. Al poco tiempo, se notará también el cambio emocional que implica la simple disposición de los elementos en la oficina.

Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido.

 

Compartir