Cómo tapizar una mesa y unas sillas

Cómo tapizar una mesa

Aprender a tapizar es un básico para renovar nuestros asientos y mesas sin gastar demasiado dinero, y mantener los muebles casi como el primer día. Reciclar un mueble viejo, puede ser una buena opción para no tener que gastar en uno nuevo, todo es cuestión de ser ingeniosos y poner manos a la obra. Así, aquí tenéis todo lo que necesitáis para conseguirlo.

El tapizado es una técnica habitualmente desdeñada por los aficionados al bricolaje, sin embargo ofrece soluciones idóneas y baratas en muchas reparaciones. Además de que nos permite renovar los asientos de sillas, butacas y sillones, es un recurso muy efectivo para transformar muebles diversos que hayan sufrido un deterioro.

Si tienes en casa una vieja mesa y sus respectivas sillas con la que no sabes qué hacer o si simplemente quieres dar un nuevo aire a tu decoración, hoy te quiero proponer una idea realmente sencilla. Se trata de una idea muy fácil de poner en práctica, adaptable a cualquier estilo y que ofrece infinidad de posibilidades. Se trata, ni más ni menos, que tapizar la mesa y las sillas.

El resultado puede ser realmente espectacular.

Cómo reciclar una mesa de comedor y sus sillas

Para realizar el tapizado en tela de su viejo juego de comedor necesitará los siguientes materiales:

  • Una mesa vieja.
  • Lija al agua.
  • Pintura acrílica.
  • Adhesivo universal.
  • Tela plástica, cuero, cuerina, gamuza a elección.

Para comenzar con el proceso de reciclaje:

  1. Comenzaremos lijando la mesa por completo hasta quitar los restos de la pintura vieja, o descamada, para luego  limpiar y quitar los restos de polvillo.
  2. Luego procederemos a darle una mano de pintura ecológica,  dejando que seque para aplicar una segunda mano.
  3. Una vez realizado esto, coloca la tela sobre una superficie plana y sobre esta la mesa que vas a tapizar. De esta manera podrás medir la tela que precisas. Tomaremos las medidas exactas de la mesa dejando 2 centímetros de excedente en los bordes.
  4. Daremos una mano de adhesivo universal que extenderemos con ayuda de una espátula por toda la superficie de la mesa, exceptuando las patas.
  5. Adherimos a la superficie comenzando desde una esquina hacia el dentro, luego con cuidado y un paño nos aseguraremos que no queden globos de aire entre las dos superficies y dejamos secar.
  6. En la parte posterior de la superficie de la mesa colocamos un poco de adhesivo y doblamos la tela sobrante de los bordes, tomando la precacución de doblar muy bien las esquinas.

Si no tienes adhesivo puedes usar una grapadora. Comienza engrampando un lado por vez. Engrampa el primer lado y luego sigue con el lado opuesto. Asegúrate de ir estirando bien la tela para que quede bien la superficie. Sigue con los dos lados restantes de la misma manera.

Este mismo trabajo puede aplicarse a las superficies de los asientos de sus sillas, de esta manera, con unos pocos pasos de pintura y algún retal de tela, podrás lucir un nuevo juego de comedor, reciclado.

Compartir