Oficina en casa: planeación y organización

oficina en casa
Una buena planeación y una buena organización crean las bases de un tiempo productivo en la oficina en casa, por lo que algunos consejos inteligentes y fáciles pueden expresar lo que quieres y ayudarte a disfrutar el tiempo de trabajo. Cuando estés planeando tu oficina en casa, no sólo debes ir a comprar un escritorio y una silla. Si planeas con anticipación, serás capaz de trabajar cómoda y eficientemente y disfrutar del estilo de vida que proporciona el trabajar desde casa.

Algunos de estos consejos para la oficina hogareña son:

Menos es más en una oficina en casa: Por supuesto que querrás que todo lo que vas a necesitar esté al alcance de la mano, pero te sorprenderías al saber de algunas cosas sin las que puede vivir como son seis pares de tijeras y diez lapiceros. Organiza todos tus suministros y líbrate de todo lo que está de más. El desorden distrae mucho y reduce la eficiencia. Por eso es mejor que organices tu agenda, tu rutina y tu espacio de trabajo y verás que trabajarás mejor.

Identifica un espacio para el papel de la impresora, los manuales de programación del ordenador y tus libros de preferencia. Pon el correo en el mismo lugar todos los días y haz que el teléfono esté al alcance de tu mano. Si tu espacio de almacenamiento es limitado en tu oficina casera, busca un lugar en otra área de tu casa para esos objetos o suministros que utilizas con menos frecuencia.

Añade algunas cosas divertidas: Una oficina en casa no tiene que ser seria, incluso si el trabajo que haces allí lo es. Agrega toques y colores personales para hacer que el espacio sea más acogedor. Selecciona un estilo decorativo y añade patrones, mobiliario y cortinas que expresen ese estilo. También puedes utilizar ese espacio para poner algún estilo que no pondrías en toda la casa, pero que te encanta.

También puedes agregar accesorios para organizar como cestas para los papeles y el correo. Además cajas decorativas con telas interesantes para guardar discos compactos, casettes y suministros de la oficina. Si tienes espacio en las paredes, asegúrate de incluír alguna pieza de arte o fotos que te gusten mucho.

Foto: Fernanda Mancini

Compartir