Cuidados y limpieza del mármol

Cómo cuidar y limpiar el mármol

El mármol es uno de los revestimientos por excelencia más nobles y costosos que podemos emplear en la decoración, por lo tanto su cuidado es fundamental para que no se opaque y se mantenga como recién colocado siempre.

Como características básicas a destacar, el mármol se trata de un material especialmente poroso, y que se mancha con cierta facilidad, así que su mantenimiento y limpieza son verdaderamente importantes para que con el uso que se le dé, éste dure en las mejores condiciones posibles.

Limpieza del mármol

Mármol blanco

En el caso de tener mármol de color blanco en vuestras encimeras, lo recomendado para su limpieza es preparar una solución con 1/2 taza de agua oxigenada y el jugo de un limón aplicar en toda la superficie con una esponja húmeda, y dejar actuar durante toda la noche, para luego al día siguiente, aclarar con abundante agua, limpiar como de costumbre y secar muy cuidadosamente con un paño de algodón. Por último aplicar una capa de cera incolora y sacar brillo.

Cómo cuidar y limpiar el mármol

Mármol de color

Para el caso de tener mármol de color y querer realzar sus reflejos naturales y eliminar cualquier tipo de manchas que este pudiera obtener con el uso y el paso del tiempo, lo mejor es limpiarlo con un chorro de detergente líquido, una cucharada de nafta y una cucharada de cera en pasta incolora.

En primer lugar deberá lavar cuidadosamente la superficie de mármol con el detergente para eliminar surcos y manchas, luego con un paño de algodón, y la cucharada de nafta tiene que frotar la superficie, para luego aclarar con abundante gua a y por último aplicar la cera y sacar brillo.

Cómo cuidar y limpiar el mármol

Quitar manchas en el mármol

En el caso de que se resistan, se puede recurrir a una mezcla de masa de yeso y lejía, la cual se aplicará dejándola actuar encima del área manchada durante media hora aproximadamente. Pasado el tiempo de espera se retirará la mezcla, pasando un paño empapado en agua y jabón neutro. El resultado no será otro que el de la desaparición de las manchas.

Si el mármol a tomado una coloración amarillenta, se debe aplicar con un cepillo suave una mezcla de agua y vinagre.

Si se ha manchado de vino o de café, hay que aplicar sobre la mancha una mezcla de bórax y agua (1 vaso de agua con 3 cucharadas de bórax).

Si el mármol ha sufrido una quemadura por la colilla de algún cigarrillo, la mancha no saldrá. La única solución será pulir la superficie hasta que la marca desaparezca por completo.

Cómo limpiar y cuidar el mármolEl mejor utensilio para limpiar esta superficie tan porosa es un cepillo. La esponja solo es útil en el caso de manchas superficiales. Si la esponja y el cepillo no han logrado sacar por completo la mancha, se puede utilizar una esponja de alambre, pero hay que usarla muy suavemente para no dañar la superficie.

Cuidados y conservación del mármol

Para que el mármol conserve sus cualidades originales, solo hay que prestar atención a estos sencillos consejos:

  • Sacar el polvo de los muebles o pisos de mármol con frecuencia.
  • Siempre limpiar las superficies con una esponja embebida en agua con detergente. Enjuagar bien y secar la superficie.
  • Evitar el uso frecuente de limón y vinagre.
  • No utilizar limpiadores abrasivos.
  • Nunca mezclar lejía con amoniaco, ya que es una mezcla muy tóxica.

Cómo limpiar y cuidar el mármol

Si la encimera de mármol de la cocina ha perdido su brillo y se encuentra muy deslucida, podemos mejorar su aspecto vertiendo un puñado de sal sobre la superficie y frotando luego con un trapo húmedo. Luego, hay que aclarar bien con agua y secar con un paño.

Si el suelo se encuentra muy sucio por el paso diario de las personas, lo ideal es frotarlo con una mezcla de agua y agua oxigenada (1 vaso de agua oxigenada por 12 vasos de agua).

Con estas sugerencias lograrás que el mármol de tu casa siempre esté en perfectas condiciones, y así tus ambientes gozarán de los elogios de quienes te visiten.

Compartir