Complementos y accesorios de decoración

Ya sea porque acabamos de mudarnos o porque queremos cambiar el aspecto de la casa, la elección de los complementos adecuados muchas veces nos resulta complicada. ¿Cómo puedes facilitarte el trabajo? Pon mucha atención. Con los muebles no hay mayor problema. Estoy segura de que la cama, el sofá, la mesa, son cosas que ya tienes en mente. Antes de adquirir tus complementos, hay algunos detalles que debes tomar en cuenta.

Cómo elegir los complementos de tu hogar

Cuando se habla de complementos, lo primero que se debe tener en cuenta es su significado. Utilizar complementos es arropar a los muebles del hogar.
Porque según opinan los buenos decoradores, si con el mueble se gasta el 80% del presupuesto y sólo se consigue el 50% de lucimiento; el restante 20%, que son los complementos, consigue el 100% de belleza.

Consejos para elegir los complementos y accesorios en la decoración

Primero, considera el tamaño de tu casa. Elementos demasiado grandes quedarían fuera de proporción. Si la casa es pequeña no necesitarás mucho de nada. Para ahorrar, concéntrate sólo en los objetos que realmente sean necesarios, las exigencias decorativas de tu espacio se irán dando poco a poco y con naturalidad.

La luz es el elemento más importante  y en este sentido, a veces se suele estar muy perdido y no se es consciente de que una buena iluminación puede cambiar el efecto del salón, la habitación, etc… Para ello debes emplear el uso de lámparas ideales para iluminar  los espacios, las hay de muchos tipos y funciones.

lamparas

Vestir las ventanas con cortinas, estores o vinilos, entre otra de las  opciones de decoración imprescindible en la reforma. Tampoco hay que olvidar las alfombras y los cuadros. Las alfombras también se pueden personalizar con materiales y colores y los cuadros son otro mundo, porque se puede elegir desde un original hasta grabados, acuarelas, serigrafías… Y, por supuesto, si  deseas añadir algún efecto personal como recuerdos, fotografías o adquisiciones de viajes, los decoradores los acoplan para conseguir un todo perfecto.

No hay que olvidar las plantas, los jarrones o las esculturas que por poco dinero cambian el aspecto de la habitación y dan un nuevo aire, que en definitiva es lo que se va a pretender cuando se decide incluir un complemento en el hogar.

Mucho ojo con lo que ya tienes. ¿Puedes reciclarlo, remodelarlo, darle otra imagen? Asimismo, considera el color y el estilo de tus muebles antes de que compres ningún accesorio.

Asegúrate también de que los complementos que adquieras no interfieran con tu comodidad. Recuerda que la decoración es un intento personalizado por armonizar los espacios. Si la armonía se rompe, no hay belleza que valga.

Compartir