Cómo limpiar la casa rápido

Cómo limpiar los cristales

Sin dudas la limpieza del hogar es una de las cosas más molestas y de los deberes que menos queremos hacer en la semana, y siempre que la tenemos que hacer renegamos y nos decimos que algún día pediremos a alguien que haga todo eso por nosotros. Pero mientras ese día llega, aquí te traigo algunos consejos más para hacer que ese momento no sea tan molesto y que sea rápido y fácil.

Cómo hacer una limpieza rápida

Lo mas importante y primero que tenemos que hacer es limpiar lugares altos, por ejemplo la mesa, la cama, tenderla, sacudir las migas o mugre que pueda haber en ella, cambiar las sabanas 1 vez cada 3 días en lo posible, luego limpiar muebles, sacar todo lo que puedan tener arriba que no va en ese lugar y siempre buscar la manera de tener cajones, o bolsas donde poner cosas que no queremos que estén a la vista, como los típicos papeles que no sabemos nunca donde meter, en caso de tener chicos, necesitamos un baúl de juguetes con tapa para que luego de jugar se guarden en su sitio estos y no ronden el día completo el ambiente.

Para hacer de toda la limpieza algo más fácil te recomiendo poner todos los productos de limpieza en algo para poderlos llevar fácilmente de una habitación a otra, tener varios paños para limpiar, asegurarte de no lavar los paños sucios con la ropa porque los químicos de los productos podrían dañar la ropa o dejar manchas y cada vez que pueda organizar los cajones y los armarios.

Pasar la aspiradora

Limpia el suelo. Aspirar es la forma más eficaz de eliminar todo el polvo y mugre sueltos, que se acumulan en el suelo. Es casi una necesidad diaria cuando hay suciedad procedente de las mascotas. Si te pasas el tiempo conectando y desconectando la aspiradora, prueba a utilizar una mopa seca (las de microfibra funcionan muy bien) si tiene azulejos o suelos de madera.

Puedes utilizar una barredora de alfombras, si tienes una (las máquinas no eléctricas tienen que pasar los cepillos por debajo). Ambas implican hacer menos ruido que hacer el vacío, y le permitirá pasar más tiempo entre una aspiración y la siguiente.

Pon el accesorio delgado en la aspiradora para limpiar así las esquinas, los bordes del suelo alrededor de las paredes, las partes superiores de los estantes altos de los libros y las esquinas del techo, poniendo cuidado especial en si ya se han formado esas telarañas molestas.

Utiliza el accesorio de cepillo de la aspiradora para limpiar piezas tapizadas como las sillas, los sofás, los cabezales de la cama, las cenefas y las cortinas.

En este momento ya te puedes empezar a alegrar porque ya estás acabando la limpieza. Ahora limpia el suelo utilizando la aspiradora si tienes alfombra o una mopa si tienes suelos duros.

Limpia los cristales y espejos. Es una creencia común que el limpiador de cristales hace la limpieza. Lo primero de todo, lava los cristales (incluyendo ventanas y espejos) con una solución de agua templada o caliente, una cazuela o plato con jabón y un trapo, esponja o limpia cristales. Limpia la superficie con un paño seco libre de pelusa o toallas de papel. Entonces es el momento del limpia cristales. El limpiador de cristales actúa como un escudo, que ayuda a aflojar las motas de polvo y que sean fáciles de remover.

Compartir