Cambiar el estilo decorativo en una estancia

Cómo cambiar decoración de una estancia

Para evitar una apariencia aburrida, se puede tratar de cambiar el estilo decorativo en la mitad de una estancia. Esto se puede hacer agregando un elemento de sorpresa en cada espacio que rompa los moldes y  nos de ese toque atractivo, único y especial que impacte y agrade.

Muchas veces sucede que entramos a una habitación y todo está perfectamente decorado y nos queda la sensación y la idea de que todo es demasiado monótono. Cambiar la decoración de una estancia de arriba abajo no es siempre una ardua tarea. Tampoco se trata de hacer una gran inversión económica. En ocasiones, trasformar totalmente la atmósfera de una habitación puede hacerse con muy poco esfuerzo y un presupuesto mínimo.

Se trata, más bien, de llevar a cabo acciones que modifiquen profundamente la esencia del espacio. Que focalicen la atención del espectador hacia otros puntos, hacia otros elementos que hasta entonces habían pasado desapercibidos.

En una estancia tradicional que tiene sofás combinados con las mesas y las sillas, lámparas que van con toda la decoración, se puede considerar hacer cambios pequeños pero significativos.

Consejos para cambiar la  decoración 

  • Puedes pintar una sola pared de un color diferente al resto de la decoración. o por el contrario, apuesta por paredes blancas y muebles ligeros, y pinta la puerta de rojo, por ejemplo, o de azul eléctrico, o de verde pistacho. Triunfarás seguro.

Cambiar la decoración de una habitación

  • Coloca una silla o una mesa minimalista, o una escultura contemporánea, pueden ser lo que se necesita para evitar el aburrimiento en la estancia.
  • Empapela una pared . En pasillos y zonas oscuras, un trozo de pared de diferente estilo es la mejor solución para conseguir una nueva perspectiva. La inversión será mínima y el cambio evidente.

Cambiar la decoración de una habitación

  • Con cambiar solamente la alfombra renovarás el aspecto general de la estancia. Si apuesta por un diseño con color, añade cojines en los mismos tonos y verás como parece que has cambiado de salón.
  • Por otro lado, en un interior muy contemporáneo con paredes iluminadas blancas, mobiliario negro y superficies suaves, lisas y brillantes, se puede poner un área con texturas como un tapete fucsia, un cojín de un sólo color y tejido en una silla, un par de velas clásicas color plateado combinadas con algunas de colores o un arreglo de flores tradicional en la mesa del salón del comedor.
  • Simplemente puedes cambiar la tela de los sofás y los cojines.
Compartir