Cómo pintar tu casa según tu estado de ánimo

La pintura de las paredes de nuestro hogar necesita ser renovada cada cierto tiempo y eso para algunas personas puede suponer un problema o un dolor de cabeza. Pintar la casa no debería ser una obligación, sino que nos lo tendríamos que tomar como una especie de arte.

Cómo pintar tu casa

Los colores tienden a expresar muchas cosas: una tendencia, un estilo, una personalidad o un estado de ánimo. En ese sentido, no hay mejor inspiración que el estado de ánimo, una excelente manera de conseguir la mezcla de tonalidades más original.

Además aprovecharemos esta situación para cambiar de tonalidad las paredes y poner colores que estén más a la  moda o que nos gusten más.

Antes de pintar la casa debemos de seleccionar aquellos colores con los que nos vayamos a sentir más identificados.

Clasificación de colores

La clasificación de colores que existe actualmente en el mercado, tiene en cuenta la relación con los elementos de la naturaleza y por eso encontramos:

  • Colores de fuego: rojo, naranja y rosa
  • Colores de tierra: marrón y amarillo
  • Colores del metal: dorado, blanco y plateado
  • Colores de agua: azul y negro
  • Colores de madera: verde

Para crear ambientes con aspecto de poca saturación se suelen escoger los colores de agua con algo de tierra y adornos de metal.

Las personas que padecen de estrés crónico o se caracterizan por ser nerviosas o hiperactivas no deben seleccionar el color rojo, pues agravaría su estado. Para estas personas se recomienda utilizar colores más suaves como los de agua o madera.

Cómo elegir los colores de tu casa

Por otro lado, las personas que son introvertidas, tímidas o depresivas deben de utilizar colores rojos, salmones, amarillos o colores muy luminosos, ya que al encontrarse en ambientes tan llamativos lo que les provocará será una sensación de bienestar.

Pero sin embargo, no se recomienda que se utilicen colores grises, negros o azules oscuros, ya que empeorarían su autoestima.

Una vez elegida la gama de colores que se ajusten a tu estado de ánimo, es momento de crear la paleta perfecta.  La idea es jugar con los colores y priorizar aquellos que encajen contigo.

En fin, ya habéis visto que existen miles de combinaciones posibles para decorar nuestra casa y debemos seleccionar aquella con la que nos vayamos a sentir más identificados. Pero siempre habrá que tener en cuenta, el estado de ánimo que poseamos para lograr crear un ambiente realmente cómodo.

Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…

Compartir