Hierbas aromáticas, cómo cultivar albahaca

Hemos hablado en alguna oportunidad de lo importante que es recrear nuestra propia huerta, y tener un rincón del jardín no solo adornado, sino al que le dediquemos un pequeño espacio a las hierbas aromáticas, ya que lo hará lucir colorido en todas las gamas de los verdes.

La albahaca es una hierba que no puede faltar en nuestro jardín, balcón o terraza, además de decorar, nos ayudará a darle sabor a todos nuestros platos, y es muy fácil de cultivar. Es una hierba muy utilizada en el arte culinario, pero sus matas nos adornarán el jardín o macetas.

Para plantarla hay que utilizar primero una maceta donde esparciremos sus semillas, cubrir con un centímetro de tierra, y regarla periódicamente hasta que estén sus retoños. Una vez germinadas las semillas, debemos pasarlas una maceta con raíz y todo y es un paso muy sencillo. Llene de tierra la maceta hasta un poco más de la mitad, y luego coloque allí la planta, y vuelva a tapar con tierra pero tenga la precaución de no llenarla hasta el borde, para que no derrame barro, cada vez que la riegue y termine pudriendo a la planta.

Como sus ramas no son muy fuertes al principio es conveniente colocarles una guía, hasta que tomen más fuerza, y cuando comiencen a crecer podrá disfrutarlas no solamente en sus comidas y más variados platos, sino que además perfumarán su jardín y adornarán cualquiera de sus rincones.

Compartir

Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/okdecoracion.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326