Darle una nueva apariencia a una vieja lámpara


Muchas veces nos encontramos en casa con una lámpara que nos gustaría poner en algún lado, pero sus colores no van realmente con el lugar en donde la queremos poner, o queremos poner uno de estos accesorios en una habitación temática como la de los niños, pero nos gustaría que fuera de un color diferente. Para darle una nueva vida a esas lámparas antiguas te traigo una buena recomendación.

Cómo reciclar una lámpara

No podemos mentir que nos gustaría mover las lámparas que ya no queremos en un lugar hacia otro y que combine perfectamente con la decoración que se tiene en ese espacio. Sin embargo cambiarle la pantalla o ponerle alguna clase de pintura no es una buena opción porque por un lado sale costoso y poco práctico y además teñir una de esas pantallas es una labor que realmente toma mucho trabajo y esfuerzo.

Una solución fácil para esos casos es escoger una cinta que sea del color del espacio en donde la vamos a poner y colocarla en la pantalla.

Para eso necesitas comprar la cinta y un pegante que sea especial para telas que puedes conseguir en tu tienda de artículos del hogar favorita. Después aplicas una capa de ese pegante en el borde bajo de la pantalla, en todo alrededor, asegurándote de que esa capa sea más o menos del grueso de la cinta para que quede bien pegada y elegante.

Después sólo tienes que poner la cinta con mucho cuidado y paciencia alrededor de la pantalla de la lámpara, primero en la parte baja haciendo presión para que quede pegada y luego en la parte de arriba.

Claro que es mucho mejor si puedes encontrar una cinta que sea exactamente igual a alguna que tengas en los cojines, en las sillas o en el cubrelecho de la cama. Así le darás una nueva luz a una vieja lámpara.

Compartir