Comprobar las instalaciones para prevenir accidentes

Se hace muy necesario que tengamos presente contratar al instalador o a la compañía de gas misma que nos ofreció nuestra caldera para una revisión al menos una vez al año.

Ya sea a gasoil o a gas natural o envasado, es conveniente que limpiemos sus quemadores, y comprobemos su funcionamiento, y lo que también se hace recomendable es contratar alguna cobertura en caso de rupturas o inconvenientes con la misma para evitarnos serios problemas en el caso de que se averiaran.

Luego de tener presente esto el resto del mantenimiento corre por cuenta de los habitantes de la casa, debes comprobar cada mes la presión de agua que indica la caldera, la cual debe ser mayor o igual a 1 bar, ya que de ser menor esta faltando agua en el sistema. En estos casos te recomendamos que leas el manual que trajo la misma y te interiorices con sus funcionamientos.

Ten presente también como la caldera suele instalarse en la cocina o en la terraza o balcón, muchas veces suele acumular restos de grasitud y polvo, lo que es preciso quitar para poder extender su vida útil, debes tomarte tu tiempo para limpiar la carcasa de la caldera, el tubo de evacuación y las rejillas de salida al menos una vez al mes con un paño húmedo y jabón neutro.

Compartir