Decoración para el Día de San Valentín

Cómo decorar en san valentín
El Día de San Valentín no es sólo para parejas. Es un día especial en el año para expresar nuestro amor y aprecio para todas las personas que queremos en nuestras vidas. Existen pequeños detalles que podemos poner por toda  la casa que serán muy adecuados para tan esperada ocasión.

Con algunos arreglos en la casa, en los escritorios, en la mesa del comedor, le podemos decir a esas personas lo especiales que son para nosotros. Además no existe nadie en el mundo que se pueda resistir a estos detalles. Por eso aquí os traigo algunas ideas para llevar el espíritu de San Valentín a esos lugares, no importa si un poco de rojo o rosa no va con nuestra decoración porque sólo la tendremos por algunos días y dibujarán sonrisas en los rostros de nuestros seres queridos.

Consejos para la decorar en San Valentín

Poner un lazo a un animal de peluche: Principalmente  las mujeres, pero también algunos hombres, tienen un muñeco de peluche que es especial y siempre está en su cama o en su escritorio. Un bonito detalle es ponerle un lazo rojo alrededor del cuello para darle el toque del día de San Valentín.

Colocar lazos rojos en un candelabro o en el techo: Los lazos que usaste en navidad puedes reutilizarlos para este día. Se puede poner un pequeño moño o lazo en cada lado del candelabro o de las lámparas y dejarlos ahí por algunos días.

Pegar un lazo rojo en el monitor del ordenador: Un simple detalle como colocar un lazo o moño rojo en el marco de la pantalla del ordenador le puede recordar a alguien durante todo el día, o varios días, que alguien le quiere o admira.

Poner una guirnalda de San Valentín sobre un asiento: Se puede adaptar un toque matrimonial y amarrar una guirnalda sobre el espaldar de la silla en donde esa persona especial se sienta. Se pueden añadir pequeños ornamentos en forma de corazón al lazo con el que la guirnalda está unida al asiento.

Poner algunas flores en la barra del baño: Con un simple viaje al mercado podremos conseguir las flores, pero hay que comprarlas con anticipación porque en el Día de San Valentín todos quieren regalar flores. Escoge un florero pequeño y ponle unas pequeñas piezas de vegetación. Pon este arreglo en la barra del baño o la mesa de noche para que sea visto.

Decorar una planta: Amarra un globo, un corazón o un lazo a un palo y entiérralo en la tierra de una planta. Este pequeño toque hace que cualquier planta sea un excelente regalo de San Valentín.

No hay que olvidar las velas: Nada crea un ambiente especial como las velas. Las puedes poner en todas partes, como el la mesa del comedor, la mesa de noche, la barra del baño o en el borde de la tina. No dejes las velas desatendidas, pero ponlas en cualquier lugar donde pases un poco de tiempo.

Compartir