Colgar y ordenar cuadros para decorar con distinción

La manera en la que uno cuelga sus cuadros, puede ser determinativa para que los mismos se luzcan, tapen errores, o causen efectos visuales a la persona que ingresa a una habitación o ambiente.

Podemos apoyarlos en grupo sobre alguna repisa, en el caso de algún salón pequeño o comedor de diario, y esta es una excelente opción para aquellas personas a las que les gusta cambiar cada un tiempo determinado los cuadros que exhiben, es muy importante que para que no se pierdan en la decoración tengas presente seguir la misma línea cromática del ambiente, y si los tamaños y temáticas son diferentes puedes para crear un grupo hacerlos enmarcar a todos de igual manera, ya que eso ayudará a suavizar las diferencias y crear cierta armonía.

Otra muy buena opción es formar una obra a base de cuatro cuadros, para poder lograr este efecto, todos los tamaños de las piezas y los marcos deben ser idénticos aplicando al distribuirlos una distancia no mayor a 5 centímetros entre uno y el otro, puede usar motivos originales aplicados en paspartú, en colores oscuros con delicados detalles de metal o aluminio.

Compartir