Tarimas de bambú, ventajas

Tarimas de bambú

Entre los tradicionales suelos de madera, encontraremos a las tarimas de bambú, que son la opción más ecológica que tenemos en el mercado, ya que el bambú, es un arbusto y no un árbol, pero de rápido crecimiento nos ofrece esta posibilidad.

Porqué elegir tarimas de bambú

El bambú es una tarima a base de listones que se obtienen del tronco del bambú y se encolan de forma horizontal o vertical. En el caso del density los listones se compactan a muy alta presión consiguiendo un veteado distinto.

El bambú es un material 100% ecológico y 100% sostenible.

Elegir bambú para su suelo es escoger el respeto al medio ambiente, es vestir su hogar de la forma más natural. Las tarimas de bambú ya van barnizadas o aceitadas de fábrica, también las encontramos en tarima flotante. La tarima de bambú es un material en auge gracias a su calidez y belleza.

Se suele utilizar este tipo de revestimientos en zonas de alto tránsito, sobre todo es aplicado en oficinas y tiendas, aunque cada vez cobra más auge el las viviendas, dado que es un material muy noble y su dureza es parecida a la que nos ofrecen los suelos de roble.

Estos pisos vienen en muchos colores, entre ellos natural, carbonizado y wengue, cada uno de ellos tiene sus propiedades y le da un efecto especial al lugar a decorar. Las piezas de la tarima de bambú también vienen en diferentes tamaños, más anchas o más estrechas, y en diferentes grosores.

Ventajas de las tarimas de bambú

Entre sus ventajas encontraremos su delicado color natural y luminoso que no cambia con el sol, es antideslizante, antiestático, y un excelente  aislante térmico, hidrófugo y acústico. Por otro lado las tarimas de bambú son muy fáciles y rápidas de colocar, además de que una vez tratada la madera no necesitan de mayores cuidados y son fáciles de mantener.

Como todos los suelos de madera, permiten un acabado rústico, que no deja de ser sobrio y nos aporta a su vez un estilo muy particular en la decoración de nuestros ambientes.

Ayuda a la autorregulación de la temperatura, en invierno es cálido y en verano es fresco. La tarima de bambú es tranquilizante, sus colores y diseños relajan la visión y generan sensaciones agradables. Además, este piso absorbe los sonidos.

También se dice que este suelo es anti alérgico, lo cual es una ventaja muy importante con respecto a los suelos  de madera, que suelen juntar mucho polvo. Por eso, este tipo de piso suele utilizarse mucho en lugares de relajación como centros de spa y de meditación.

Muchos creen que el bambú es una planta mística que simboliza la fuerza, la flexibilidad y la resistencia. Inclusive en el Feng Shui esta planta es muy importante, es un símbolo de crecimiento, de agilidad, de vida. Por eso el suelo de bambú es ideal para lugares donde se canalizan y se liberan energías.

Compartir