Estilo rústico en el salón

Decorar estilo rústico el salón

Al instante que adquirimos una vivienda que ya posee una estructura rústica, podemos aprovecharla la máximo, sobre todo si contamos con materiales que se pueden reciclar como madera en sus techos, y piedra en los revestimientos, obteniendo al máximo una mezcla de estilos para transformarla en ultra moderna.

Una de las tendencias que se han mantenido a lo largo del tiempo es el estilo rústico. Las posibilidades que ofrece este tipo de decoración son muy amplias, ya que pueden combinarse elementos modernos y antiguos, así como mezclar lo rural y lo urbano. El carácter social y la amplitud de la sala la convierten en la estancia ideal para decorar con este estilo, y lograr decorar un salón de estilo rústico.

Cómo decorar el salón al estilo rústico

El color es muy importante, debemos utilizar colores basados en el paisaje natural como tonalidades marrones, color amarillo trigo, verde hoja, grisáceos.

Decorar estilo rústico el salón

La piedra en el interior nos permite darle un papel muy destacado como revestimiento y crear una atmósfera rústica, podemos aprovechar así el reciclado de una chimenea, revistiéndola en ladrillo y aprovechando al máximo lo rústico de la piedra, sin olvidarnos de que podemos retocarla con detalles en madera, que le darán un toque mucho más rústico al lugar.

Podemos completar la pared principal toda con el mismo revestimiento, la cuarsita se luce muy bien y evoca antiguas casas campestres.

Decorar estilo rústico el salón

En cuanto a los techos, si ya contamos con estructuras de madera, recuperarlos terminará por concluir con un ambiente totalmente rústico y natural, los listones de pinotea proporcionan excelentes acabados que traerán a tu salón una vista rural, imitando a una hermosa casa de montaña, no olvide para completar el estilo, las terminaciones exteriores mediante tejas.

La utilización de maderas naturales para el mobiliario y la transformación de utensilios de labranza como el trillo, convertido en balda suspendida, y el yugo, a modo de perchero, envuelven esta estancia en un ambiente rural.

Además de piezas antiguas o de aspecto envejecido, puedes optar por los decapados en tonos suaves, como blancos, grises, verdes o azules —el que mejor combine con el color de las paredes—. Añade detalles en fibras vegetales.

Decorar estilo rústico el salón

El empleo de todos estos materiales, integrados a interiores modernos, aportan al máximo imitaciones de casas ultra modernas que no por estar en plena ciudad, pierden la belleza que aporta lo rústico.

Los motivos florales en tonos rosas y verdes sobre fondo claro son perfectos para crear ambientes delicados y románticos, y están especialmente indicados para viviendas de campo.

Los suelos de madera o de cerámica son los más afines al estilo rústico.

Las alfombras también son elementos importantes para conseguir un ambiente cálido, las más recomendadas para este estilo decorativo rustico son alfombras hechas con tejidos gruesos y de estampados florales, para qué encaje perfectamente en la decoración rústica. Si escogemos alfombras con diseños geométricos abstractos de colores vivos como el rojo, naranja, amarillo, desentonarán con el resto de la decoración del salón.

Decorar estilo rústico el salón

En la actualidad existen, además,  otras alterativas como cabezas de animales decorativas, fabricadas en cartón, con un aspecto imponente pero sin que haya sufrido ningún animal y que ofrecen un acabado perfecto para este tipo de decoración.

Otro material muy utilizado en este estilo decorativo es el hierro forjado. Bien puede ser en mesas, puertas de chimenea, adornos decorativos como candelabros, botelleros…

Commentarios

comments

Compartir