Dormitorio práctico, cómodo e integrado

Los dormitorios más allá de ser una zona de descanso, en la decoración moderna se adaptan a las necesidades de los habitantes de una vivienda, convirtiéndolos en verdaderos espacios que invitan al relax, además del descanso.

Es así que hoy por hoy muchas son las personas que al contar con ambientes absolutamente amplios, aprovechan para situar ahí mismo, una zona de relax para lectura, parte de una zona de trabajo, donde ubicar el ordenador, y realizar tareas mínimas en medio de sus descansos, e integrar al mismo otros ambientes como el baño.

Para integrar el baño al dormitorio principal, solo basta un muro que lo separe, el cual puede ir rematado con cristal, que nos aportará un cierto toque de versatilidad, en este caso debemos optar por materiales nobles, que no dejen por ello de ser decorativos, como la madera, que con pequeños tratamientos se adapta para revestir y rematar algunos toques del baño.

Para la zona de escritorio, podemos situarlo frente de la cama, con algún mobiliario que resulte práctico, además de decorativo, y que pueda utilizarse como cómoda, y escritorio al mismo tiempo, la luz natural en estos casos se hace imprescindible, por lo tanto si se puede situar junto a alguna ventana, mucho mejor.

Compartir