Decoración estilo Loft

El loft, esa especie de buhardilla o galería de escasas divisiones, grandes ventanas y vasta iluminación, su origen se remonta a los barrios neoyorquinos de los años 50, época de una industria boyante que más tarde pasaría al olvido.

Decoración al estilo Loft

Durante los 70, fotógrafos, pintores, escultores y estudiantes de Soho, en busca de espacios que no fueran muy costosos, comenzaron a mudarse a las fábricas y los almacenes que habían caído en desuso, y que les representaban una alternativa económica, con la posibilidad de integrar estudio y vivienda en un mismo recinto.

Las amplias extensiones y la iluminación que brindaban estas fábricas abandonadas, eran sin duda una gran ventaja. Poco tiempo después, estos espacios fueron rehabilitados para convertirse en restaurantes y galerías de arte, hasta volverse una solicitada opción de vivienda entre los amantes de la vanguardia.

En la actualidad los lofts son dignos representantes de las viviendas de lujo y se han convertido en un fenómeno social, relacionado con un alto nivel de vida.

Características del estilo de decoración Loft

El estilo loft presenta amplias superficies sin divisiones, con techos de gran altura y un aspecto fabril. Es común en ellos la ausencia de puertas, pues la separación de los espacios se logra a través de desniveles y cambios en las texturas y los colores, aunque algunos interioristas recurren al uso de puertas corredizas.

Decoración estilo Loft

Amplitud y mucha luz expandida por el blanco.  El contraste del negro con el blanco juega un papel central en esta decoración interior, donde el espíritu de loft se define por las proporciones mayores.

Generalmente vemos lofts ultra modernos, de formas rectilíneas y materiales  de tendencia, reina un ambiente clásico, los tonos son muy cálidos y la madera está muy presente. Ésta combina perfectamente con los elementos de metal que quedan de la estructura original.

Es común encontrar lofts con dos secciones principales marcadas por escaleras, cuyo peso en la decoración es fundamental. Otra característica básica se encuentra en la iluminación generosa y en el empleo de materiales nobles como el cemento, el hierro y el ladrillo, que además remiten al ámbito de lo industrial.

A pesar de que los lofts no resultan funcionales para familias, es innegable que reflejan un estilo de vida estético y cosmopolita. Por otro lado, la naturaleza de estos espacios permite la remodelación periódica, conforme al crecimiento familiar.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…

Compartir