Trucos para decorar escritorio y vasos de beber

vasos vidrio
Existen pequeños trucos decorativos que en realidad hacen la diferencia en lugares como en nuestro escritorio de la oficina en casa que muchas veces sólo está lleno de cosas que nos recuerdan el trabajo y todo lo que aún tenemos que hacer, o cuando tenemos invitados y en realidad queremos mostrar nuestra creatividad y ser originales, por eso te traigo algunos trucos sencillos para hacer la diferencia.

Los escritorios de las oficinas, incluso de las que están en casa, son lugares fríos con computadores u ordenadores, teléfonos, agendas, teléfonos móviles e infinidad de papeles de todas las cosas pendientes y relacionados con el trabajo. Y en la actualidad esos lugares son tan pequeños, para ahorrar espacio, que no nos permiten tener nada que nos libere un poco del estrés.

No hay nada mejor para alegrarnos el día que tener a mano fotos de nuestros seres queridos como nuestras parejas, hermanos, padres, hijos si se tienes y hasta de las mascotas que hacen parte de la familia. Y un truco muy fácil y que ahorra espacio para hacerlo es poner uno de esos cepillos metálicos de dientes largos con los que se cepillan algunos perros, y en medio de sus dientes poner pequeñas fotos que nos ayuden a salir de la rutina.

Por otro lado, no hay nada mejor que lleguen los invitados a nuestro hogar y, además de encontrar todo bien arreglado y una decoración que sea llena de clase y de gusto, vean la originalidad que tenemos para todo, incluso para las cosas más sencillas como son el servir las bebidas. Porque, aunque en general todos tengamos los mismos vasos, existen formas de marcar la diferencia.

Cuantas veces no te ha pasado que sirves una tanta de bebidas y cuando vas a servir la segunda nadie recuerda el vaso en el que le serviste o se cambian las bebidas y así confusiones hasta el infinito. Un buen truco es que pongas en cada vaso una de esas etiquetas o calcomanías de colores que se ponen en las ventanas para crear paisajes y que se pueden poner y quitar al gusto, para decorar cada vaso y así recordar quien tiene qué.

Foto: G.M.B

Compartir