Es necesario un decorador profesional

Cuando elegir un decorador de interiores

Hay personas que les cuesta muy poco imaginarse una casa espectacular y lograr una decoración perfecta, otras  prefieren el apoyo de un decorador profesional, para lograr el efecto que quieren. Si estás por decorar o redecorar tu casa y no sabes por dónde empezar, la primera pregunta que te debes hacer es: ¿Puedo hacer el trabajo por mi mismo o es conveniente contratar a un interiorista experto?

Cuándo contratar a un diseñador de interiores

Debes recurrir a un diseñador de interiores, decorador o interiorista en lugar de encargarse personalmente de la decoración de la casa, cuando te enfrentes a algunos de estos casos:

  • Cuando se tiene que cumplir con mucho trabajo, hijos, estudios y otros pendientes. La falta de tiempo exige que un profesional se encargue del trabajo.
  • Cuando has comprado ya algunos complementos o muebles pero no sabes qué hacer con ellos.
  • Cuando necesitas que tu casa se convierta en tu oficina, que sea funcional y al mismo tiempo hermosa para que puedas recibir en ella a tus clientes.
  • Cuando quieres que tu casa tenga un estilo único, que sea extraordinario, de buen gusto y que no se parezca a nada que hayas visto antes. Un interiorista sabrá como reconstruir los estilos existentes para crear uno nuevo.

Cómo saber cuando contratar a un decorador profesional

  • Cuando tienes los planos de lo que será tu casa pero necesitas saber si eso se acoplará a la idea que tienes sobre la decoración.
  • Simplemente, cuando necesitas que te echen una mano para cargar con muebles y decidir dónde acomodarlos.

Cómo elegir un decorador profesional

Para la preselección de un decorador, lo primero que debes hacer es visitar sus páginas webs, echar un vistazo a sus trabajos anteriores… Las páginas webs en general, dan una idea de la personalidad del decorador, así, como la información que ofrece, su estilo, tendencias y tipos de proyectos que realiza.

El encuentro cara a cara con el decorador es la mejor manera de determinar si será el mejor para tu proyecto. Por eso el desarrollo de un nivel de confianza mutuo es muy importante, como decorador de interiores, además debe ser un asesor de gastos, y debe velar por tus intereses como si fuesen propios.

Debes sentir que el decorador va a escuchar tus necesidades, dar soluciones, cumplir las fechas previstas, dirigir el proyecto por el buen camino y siempre, dentro del presupuesto.

Una vez que has optado por un decorador para tu casa, el trabajo real comienza. Los decoradores tienen el derecho de explicar sus pensamientos y preferencias, de esta manera  tendrás una visión detallada.

Después de examinar sus ideas, el decorador puede dar algunas sugerencias, en el caso de no considerar viable algo de lo que usted haya sugerido. Acto seguido le presentara los dibujos o fotos de los proyectos terminados que evocan la clase de sensación que usted está buscando.

Una vez que ambas partes estén de acuerdo en lo que buscan, se pondrán manos a la obra, siendo un proyecto muy gratificante una vez terminado para todos.

Son casos específicos. Si tienes tiempo libre y ganas de aprender, es muy divertido hacer el trabajo por ti mismo. Aunque, claro, nunca será igual de limpio que el de un profesional.

 

Compartir