Baúl para los juguetes de los niños

Cómo reciclar un baúl para juguetes

Un baúl resulta ser el recipiente perfecto y funcional para mantener el orden en la habitación de los pequeños, y además nos aporta un toque colorido y decorativo, que puede convertirse en un gran aliado.

Organizar los juguetes de los peques no es tarea sencilla. Seguramente, más de una vez os habrá pasado de entrar en el dormitorio de vuestros hijos y encontrar un desorden tal como si un huracán hubiese pasado por allí. Los baúles de juguetes suelen ser una buena opción para enseñar a los niños a recoger sus juguetes y mantenerlos ordenados.

Cómo reciclar un baúl para los juguetes de los niños

Los materiales que necesitaremos son los siguientes:

  • Baúl de madera.
  • Cuatro rueditas.
  • Látex blanco.
  • Acrílicos de colores a elección.
  • Apliques de madera.
  • Adhesivo universal.

Una vez que ya tenemos todos los materiales y tenemos una excelente idea de como decorarlo, solamente debemos seguir los pasos que os mostramos a continuación:

  1. Para comenzar debemos pintar todo el baúl con látex blanco, tanto por dentro como por fuera hasta dejar un color uniforme, lo dejamos secar.
  2. Luego con un lápiz debemos realizar los dibujos y figuras que deseamos pintar en él.
  3. Una vez realizado el paso anterior, procedemos  a pintar el diseño, con las pinturas acrílicas que hemos escogido.  Los dibujos pueden ser; para los niños alguna reproducción marina, con peces en un bonito mar de color celeste, o para las niñas, un campo verde con flores vistosas.
  4. Dejamos secar por un par de horas.
  5. Luego procederemos a la aplicación de los apliques de madera, que pueden ser peces o flores que con anterioridad deben estar pintadas con las pinturas acrílicas de colores, para luego  adherirlas  al baúl con el pegamento universal.
  6. Una vez terminados estos pasos, lo que nos queda es barnizar el baúl por completo para protegerlo y agregarle las cuatro ruedas, que en este caso  facilitarán la movilidad del mismo. De ésta forma conseguimos no solamente ordenar la habitación de nuestros hijos colocando los juguetes allí dentro, sino que además nos permite trasladarlo a cualquier parte de la casa, sin desordenar. Por lo que se convierte en un elemento muy funcional. Manos a la obra!.
Compartir