El estilo clásico en la decoración

Cómo decorar al estilo clásico

El estilo clásico es muy sofisticado, y muchos gustan de darle un toque decorativo a sus estancias empleando parte de él. Lo que busca especialmente este tipo de estilo, es devolverle elegancia a las casas restauradas o recicladas, y se puede aplicar en viviendas urbanas, antiguas, recicladas que cuentan con diseños de vestíbulos y recibidores y no grandes espacios amplios y abiertos.

Cómo decorar al estilo clásico

Es una de las principales características del estilo clásico es la abundancia de elementos, que provocan la sobrecarga de los ambientes. La simetría es la regente de la decoración. Una decoración clásica está provista de lujo, ambientes recargados, colores cálidos, pomposidad, suntuosidad, antigüedades, en definitiva un ambiente de historia y romanticismo.

Accesorios y materiales. Entre los elementos a destacar del estilo clásico remarcaremos, las plantas, los cuadros, esculturas, objetos decorativos estampados y elementos arquitectónicos como columnas cornisas. En el mismo puede haber complementos de hierro forjado, porcelana y cristal, suelos de madera barnizada, cortinados de géneros pomposos donde se utilizan cenefas barras labradas, y rieles especiales.

Decorar al estilo clásico

La ornamentación con cuadros de marcos labrados, cubertería de plata, candelabros, porcelanas, objetos de plata o alpaca, pequeños muebles auxiliares, alfombras, gobelinos, arañas de cristal, apliques y lámparas de pie, aporta un toque de distinción y lujo.

Mobiliario. El mobiliario de éste estilo es tradicional, y se debe distribuir de forma simétrica los muebles se caracterizan por terminaciones en mármol, maderas de nogal caoba, o cerezo, y la mayoría poseen acabados encerados, aunque muchos de ellos poseen baños en titanio u oro.

Decoración al estilo clásico

Los muebles antiguos son los favoritos, pero también admite muebles clásicos en maderas nobles de fabricación actual. Se trata de elementos macizos de roble, caoba o cerezo, con frisos y escayola.

Colores. Los colores que prevalecen en el estilo clásico, son por lo general agradables y bien frescos, hay colores fuertes como rojo y verde, pero se deben aplicar en determinado contexto, pero se utiliza pintura, para recuperar las antiguas paredes,  para no obstaculizar la belleza de ambientes íntimos y bien personales. Los colores claros son más adecuados para esta tendencia, los tonos crema, verdes, grises, amarillos, contribuyen a crear un ambiente sereno y suntuoso.

Decoración clásica

Textiles. Las telas ricamente trabajadas, como brocados, sedas, terciopelos, son las ideales para la tapicería. Las cortinas son pesadas y dobles, colgados de barras de bronce o madera tallada. Los tejidos son le jacquard, los terciopelos, brocados, moire, en colores claros, o combinados con colores intensos como el burdeos, o el verde oscuro

Compartir