Espacios exteriores con plantas del mismo color

El dominar el arte del color en el jardín puede ser algo muy importante si en realidad estás apasionado por la jardinería y ese espacio de tu casa es uno de los más importantes para ti. Uno de los principales consejos es el de iluminar los espacios más oscuros de tu jardín mediante los colores brillantes de las flores. Pon plantas como el bambú o las flores amarillas, que tienen ese efecto de hacer como si se estuviera viendo el sol allí.

Pero si quieres algo muy sencillo y que igualmente se ve perfecto en el jardín, es escoger sólo un color para todo el espacio. Puedes hacer que ese espacio se vea más grande y profundo jugando con las diferentes tonalidades del mismo color. Por ejemplo, puedes escoger diferentes tonalidades de amarillo y plantarlas por todo tu jardín, y entre ellas pon plantas que tengan un color que también te agrade.

También puedes hacer de tu jardín un paisaje diferente creando contrastes. Así como el color blanco resalta mucho más cuando lo pones junto al negro, puedes hacer lo mismo en tu jardín, combinando plantas con flores de colores claros junto a aquellas de colores más oscuros. Por ejemplo, puedes poner de aquellas plantas sin flores que tienen colores como el verde oscuro o el púrpura como telón de fondo para unas rosas de color amarillo.

Así como la decoración dentro de tu casa cambia con las temporadas, también puedes lograr ese efecto en el jardín, simplemente ajustando las tonalidades dependiendo del mes en el que te encuentres. Y no es tan difícil como parece, sólo debes prestar atención a la época en la que tus flores se abran. Por ejemplo, puedes poner flores azules o rosas durante la primavera, rojas más profundas y rosas durante los meses más calurosos y colores como el naranja y el dorado para el otoño.

Compartir