Detalles coloridos sobre fondos blancos

Cómo combinar el blanco con detalles de color

Los últimos años han estado cargados de un movimiento que mezcla lo minimalista con los colores puros. Si quieres saber cómo decorar tu casa toma en cuenta algunos detalles de esta nota y anímate a sentirte en un espacio mucho más grande aunque en verdad no lo sea.

Es sorprendente el efecto que causan los pequeños detalles en colores vivos sobre habitaciones de colores claros y cuya decoración está armada en una sola tonalidad. Como fondo, el blanco es la mejor opción para hacer resaltar estos detalles en las distintas estancias de la casa.

Una estancia blanca en su mayoría da una sensación de luminosidad y paz. Si además agregamos algunos detalles coloridos (complementos, muebles pequeños o grandes, adornos), el efecto será divertido sin perder la clase. Echa mano de tu creatividad. Todas las habitaciones de la casa se prestan para detallarlas con colores vivos, incluso el baño.

El color blanco en la decoración

Blanco con toques de color: por tratarse de un color fácil de combinar es la primera opción de muchos diseñadores y arquitectos. Aquí están permitidas varias texturas, colores y estampados, sobre todo si aportan energía y fuerza al ambiente en general.

Si estás interesado en poner en práctica esta idea en tu decoración, tienes dos opciones: reformar la estancia que tengas en mente desde el principio, con muebles y complementos nuevos (lo cual sería costoso) o echar mano de la creatividad y pintar paredes y muebles, además de comprar, eso sí, uno que otro complemento. Lo importante es que los detalles resalten.

Detalles de color en fondos blancos

Una vez que muebles y paredes de la estancia estén en color blanco, lo siguiente es acomodar detalles. Compra o pinta una silla de rosa fucsia (como en la foto), verde limón o rojo intenso. Acomoda estratégicamente algunos adornos en la habitación: un florero, un cesto para la basura, el marco de un cuadro.

Puedes también agregar cojines de colores a un sofá blanco o en una cama y combinarlo con las cortinas como se muestra en la primera foto. Esto dará un toque especial a  la decoración del hogar.

Cuida que no sean demasiado para que el efecto no se pierda. Si quieres, además, extender la idea hacia las paredes, elige la pared más pequeña de la habitación para pintarla del mismo color de los detalles. Verás qué resultado.

Compartir