Cómo recuperar objetos de cedro, roble y pinotea

Muy por el contrario de lo que algunos piensan, la madera es uno de los materiales más fáciles de recuperar, es por ello que tanto en suelos, mobiliarios o revestimientos, el cedro, el roble o la pinotea, son aptos para reciclar y volver a lucir en cualquier momento.

Aún cuando ya hayan pasado varias décadas de uso, estos materiales son verdaderamente nobles, ya que han pasado por los procesos adecuados de secado y asentamiento de humedad, lo que los transforma en objetos que se pueden reutilizar, tanto en exteriores como dentro del hogar.

Por lo general este tipo de materiales se presenta pintado o barnizado y en varias capas, para proteger correctamente la madera, por lo tanto el primer paso que debemos poner en práctica para su reciclado o recuperación es quitar cuidadosamente las mismas, para ello utilizaremos, viruta, lija y removedor que deberá ser aplicado, siguiendo el sentido recto de sus vetas así no dañamos la madera.

Una vez terminado el paso anterior y con la madera al natural, notaremos que la misma está suave y estamos listos para darle el acabado final.

En éste caso, debemos tomar un paño y aplicarle una buena capa de cera en pasta dejarla secar, y volver a realizar el mismo tratamiento, si se trata de suelos interiores o muebles que estarán dentro de la vivienda, solamente con la cera basta para lucirlos a la perfección.

En el caso que sea algún mueble que queramos lucir fuera de la casa, es conveniente luego de la cera, colocar algún impregnante para proteger la madera del ataque de plagas e insectos y luego proceder a barnizar para que los factores climáticos como el viento, la lluvia, la humedad y el sol, no lo vuelvan  a deteriorar.

La madera es uno de los materiales más nobles que podemos utilizar en decoración, y definitivamente jamás pasará de moda.

Compartir