Renovar la fachada de casa

Cambiar la fachada exterior del hogar

Muchas son las veces que intentamos renovar la fachada de nuestra vivienda, pero no terminamos de decidirnos en cuanto al color y los detalles que podemos poner en práctica, por eso aquí os dejamos algunas sugerencias para tener en cuenta. Toma nota.

Restauración y rehabilitación de fachadas

Para renovar el exterior de nuestra casa, lo primero que debemos tener presente para elegir correctamente el color, son los diferentes elementos con los que contamos y que pueden estar presentes en el frente, como ladrillos, madera o piedra. A partir de allí debemos considerar si la vivienda recibe mucho sol, está ubicada a media sombra o sombra total y absorbe luz a través de las hojas de los árboles.

En el caso que la casa esté a media sombra o a la sombra completa, los colores grisáceos y tonalidades amarronadas como así también los verdes secos claros son ideales.

De todos modos si estáis buscando cambios verdaderamente importantes el color nuez o los marrones claros son los que mejor se llevan hoy por hoy y le dan un toque distinguido a la vivienda.

En aquellas casas donde hay que realizar reparaciones cuando hay descascaramientos o fisuras se puede optar por aplicar algún tipo de revestimiento texturado plástico que le permitirá darle una terminación muy original parecida al estucado, y se puede realizar en diferentes tonos.

La puerta principal es una de las cosas que más llaman la atención de la fachada, no solamente porque ocupa un lugar central sino también porque es el lugar al que la mayoría de personas se dirigen. Cambiar la puerta es una buenísima opción pero no está al alcance de cualquiera, por lo que lo mejor es hacer algunas modificaciones: píntala con un color básico (blanco, negro, madera, etc.) o con un tono muy llamativo, cambia el pomo de la puerta, el número que identificaba a tu propiedad, etc.

Aunque probablemente te encantaría volver a cambiar las ventanas esto es algo que no todos los bolsillos pueden permitirse, por lo que nuestro consejo es que les des una buena limpieza y que pintes los marcos en el mismo color que la puerta principal para no desentonar (siempre y cuando no sea demasiado llamativo).

Si la iluminación exterior que tenías ya te está bien perfecto, pero si crees que podría mejorar la estética o la seguridad de tu hogar integra esos puntos de luz que consideres necesarios para el espacio con farolillos, lámparas, luces halógenas o focos. Además, puedes crear un camino iluminado por todo el jardín.

Recuerde siempre tener presente, todas las indicaciones que se brindan en los productos que ha adquirido para utilizar,lea detenidamente las indicaciones, y no olvide usar las protecciones necesarias, como guantes, mascarillas y cubrir la cabeza del polvillo.

Compartir

Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/okdecoracion.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326