Variedades de estufas eléctricas para tu hogar

La parte principal de la cocina, es la parte donde podemos cocinar y preparar los alimentos diarios. La estufa usualmente queda en la parte central de la cocina y cuando hagas una remodelación puedes pensar en cambiarla por una que se adapte un poco más a tus necesidades y a tus gustos, considerando que en la actualidad consigues varias opciones para este espacio.

Una de las preferidas en la actualidad por la mayoría de personas son aquellas que son de vidrio cerámico que tienen una superficie que suele ser de color negro y brillante sobre la que ponemos las sartenes directamente para ponernos a cocinar. La mayor desventaja de esta estufa es a la hora de limpiarla porque si lo haces con productos inadecuados puedes llegar a rayar su superficie y que pierda su belleza.

Debajo de la parte de vidrio cerámico se encuentran hornillos eléctricos o elementos de halógeno, en ocasiones son una mezcla de las dos, que son las que dan calor. Los hornillos de halógeno calientan más rápido que aquellos eléctricos, pero son más costosos a la hora de su operación. Una de las mejores ventajas de estas unidades es que si algo se derrama, no va a arruinar las conexiones eléctricas.

También existen otras estufas con discos sólidos que cocinan con electricidad, pero son mucho más fáciles de limpiar que las unidades de electricidad comunes. La superficie de cada disco es sólida y dura, teniendo debajo los elementos que hacen que se caliente, y hace que sea mucho más lento que se calienten y se vuelvan a enfriar que los tradicionales hornillos.

Compartir