Literas para la habitación de los niños

Litera

A los chicos les divierten mucho las literas por sus dos pisos y porque le dan un toque distinto a su habitación. Actualmente existen una gran variedad de modelos: temáticos, muy coloridos, con mobiliario integrado. También es posible decorar o “reformar” las típicas literas de madera. Los niños estarán encantados.

Literas para la decoración de un dormitorio infantil

Las últimas tendencias en la decoración y la industria del mueble indican que vamos hacia la funcionalidad y el aprovechamiento del espacio.  Es que, por una parte, los apartamentos y viviendas son relativamente pequeños, y por otra necesitamos armonizar las obligaciones domésticas con las laborales.  Por eso los muebles modernos son livianos, fáciles de instalar y mantener, y sobre todo muy adaptables al estilo de vida de cada familia.

Las literas o camas altas se presentan cómo una practica solución para modificar por completo el concepto estético y funcional de un dormitorio infantil, optimizando el espacio y creando una maravillosa presentación, sumamente atractiva para los pequeños que sin duda se disputaran quien dormirá en cada una de las camas.

Son ideales para cuando tienes más de dos niños o incluso cuando los chicos no comparten el cuarto con nadie más, las literas son una opción divertida e inteligente, pues es común que inviten a dormir a algún amigo.

Tipos de literas

Existen muchos tipos de literas en el mercado: algunas son de tres pisos, otras tienen una cama oculta bajo la cama inferior, las hay con escritorio y silla incluidos y hasta con armario integrado. Por supuesto que, mientras más sofisticadas, más costosas son. Pero también es posible decorar o acondicionar las típicas literas de madera para no gastar demasiado.

Pintar las literas con motivos divertidos (bomberos, piratas, flores, ositos) no resulta muy complicado. Puedes comprar juegos de sábanas temáticos y completar la idea con el resto de la decoración: botes de basura, cortinas, cuadros. Algunos de estos complementos puedes hacerlos tú mismo.

Lo importante es que la habitación de los chicos sea un espacio divertido. Y, claro, hay que tener cuidado con la seguridad, pues una caída podría resultar muy desagradable. Son sin duda una gran solución para familias que tienen varios hijos pequeños o que tienen uno que de vez en cuando trae a un amigo a dormir.

 

Compartir