Consejos y recomendaciones para la limpieza de baños

Cómo limpiar los baños

El baño es uno de los lugares de la casa que al igual que la cocina necesitan de una limpieza a diario, sobre todo en las piezas sanitarias, lavabo, bañeras, grifería y un repaso por las cerámicas y los suelos.

Cómo limpiar los baños

El baño es el ambiente del hogar donde más bacterias y gérmenes se suelen acumular, por eso requiere de una limpieza diaria.

Como no es una tarea fácil, os ofrecemos algunos consejos para mantenerlo siempre impecable y reluciente, libre de suciedades.

Limpieza de bañera, lavabo y bidet

En aquellos casos que vuestra bañera esté revestida de cerámica, para realizar su limpieza, en el mercado existen limpiadores cremosos de muy buena calidad, que son excelentes para su higiene al menos dos veces a la semana, ya que los mismos limpian sin rayar, ni dejar marcas, permitiendo así que se luzca su brillo característico.

Cómo limpiar los baños

Para limpiar la ducha o la bañera debemos utilizar un desinfectante limpiador adecuado que no las estropee y que se pueda dejar un rato actuando sobre su superficie

En los casos de manchas rebeldes, es mejor antes de limpiarlas pasar una lana esponja con lejía para removerlas.

Inodoro o retrete

El inodoro o retrete es uno de los elementos de nuestro baño que si o si necesita una limpieza diaria. Debemos limpiar tanto su interior como exterior:

Interior. Limpiar con productos como lejía o amoniaco, o verter vinagre caliente con sal gruesa. Dejar actuar y luego, con una escobilla refregar bien las paredes interiores del inodoro. Al finalizar, dejar correr el agua. Repetir de ser necesario. Si el retrete o inodoro tiene manchas de óxido, desaparecerán si las frotamos con limón y sal.

Cómo limpiar los baños

Exterior. Para el exterior del inodoro utilizaremos un paño embebido en algún producto desinfectante y lo pasaremos por las tapas, pie y depósito o cisterna si lo tuviese.

Espejos, mamparas y cristales

Para limpiar el espejo, mampara y los cristales del cuarto de baño y evitar que se empañe con el vapor que creamos en al bañarnos o ducharnos existe una solución muy sencilla.

Cómo limpiar los baños

Con un pulverizador, en el que hay una mezcla de vinagre y agua, rociaremos el espejo de nuestro baño para limpiarlo. Después lo secaremos con un paño de algodón.

Otra opción es lustrar rápidamente un espejo con una bayeta de microfibra empapada en agua y escurrida. Si está muy sucio, pasa una esponja con agua tibia mezclada con un poco de lavavajillas. Pasa la esponja húmeda por el espejo y abrillanta con una bayeta de microfibra seca.

Cortina

Si en el cortinado de baño, se ha acumulado moho, o restos de jabón, sumergiéndola en agua con lejía unos 30 minutos, y luego lave a mano o en lavadora automática, para eliminar restos de suciedad.

Cómo limpiar los baños

Grifería

Para quitar el sarro, se puede utilizar una esponja embebida en vinagre, y en caso de no poder quitarla se debe empapar un algodón del tamaño de la suciedad con abundante vinagre de vino y dejarlo allí durante unas 4 horas para luego remover.

Cómo limpiar los baños

Para limpiar los duchadores, destornille la cabeza cada dos semanas de ser posible, y elimine depósitos de sarro, de esta manera las regaderas estarán siempre en condiciones, para ello utilice vinagre blanco rebajado con agua.

Azulejos

Limpiar los azulejos, en general las paredes que pueden estar revestidas con azulejo o con otro material, hay que tener cuidado con los productos que utilizamos por si pudiesen ser demasiado corrosivos y deteriorar el acabado, agua jabonosa o un producto especialmente comprado para este tipo de limpieza será adecuado, si lo hacemos cada semana, los azulejos no estarán demasiado sucios y resultarán fáciles de limpiar.

Cómo limpiar los baños

Alfombras

Las alfombras de goma o plastificadas se pueden limpiar con ayuda de un cepillo, agua tibia y un detergente común.

Cómo limpiar los baños

Si la alfombra de baño es de corcho, lo mejor es limpiarla con un paño humedecido en un poco de jabón. Cada dos semanas es recomendable dejar toda la noche la alfombra dentro de la bañera o de una palangana amplia, en agua con un poquito de lejía.

Eliminar el exceso de humedad

Para la limpieza del baño, lo mejor es optar por productos biodegradables, para no afectar el medio ambiente. Es sumamente importante mantener su correcta ventilación sobre todo cada vez que alguien se retira de la ducha para evitar la condensación del vapor que provoca moho y hongos, que se impregnan en las paredes y cerámicos provocando manchas oscuras y difíciles de quitar, sobre todo en las cortinas y mamparas.

Para evitar este inconveniente le sugerimos que coloque una bolsita con cristales de sílice que ayuda a absorber perfectamente el exceso de humedad.

Quitar manchas de cal

Si el baño posee manchas de cal, con vinagre las puede retirar, pero hay en el mercado productos como el Protector Total de Ceys o de HG.

Quitar el exceso de grasa

Las marcas de grasa que se acumulan en las canillas, se pueden eliminar con un producto jabonoso y líquido y las marcas un poco más fuertes sale perfectamente con lustrametales. Los cromados deslucidos pueden cobrar vida, con limpiadores esenciales para cromados de autos y aquellos tapones de goma pueden ser limpiados con lejía, para eliminar de ellos todo tipo de hongos o bacterias que pudieran juntar.

 

 

 

Compartir