Qué debes saber antes de pintar una pared

El proceso comienza antes de ponerse manos a la obra con la pintura: además de elegir el color adecuado, es necesario proteger muebles y complementos, deshacerse del polvo y tener listo el material. Encárgate de realizar los pasos previos para que tus paredes queden impecables.

Antes de pintar una pared

Consejos para pintar una pared

Elegir el color de la pintura

Antes de elegir el color del que vas a pintar esa pared, detente a pensar si estás eligiendo con cuidado el color. No se trata sólo de que combine con la estancia: recuerda que los colores crean efectos de amplitud o pequeñez, crean contrastes y  espacios luminosos o frescos.

Herramientas

Dependiendo de la técnica que desees emplear, debes pensar en los utensilios que vas a requerir. Sin embargo, existen elementos que, independientemente de lo anterior, son indispensables: lijas y espátulas, agua, disolvente, cinta protectora, cubos, brochas, etc.

Prepara el área 

Al preparar la estancia, piensa que mientras menos objetos haya en ella, la operación será menos riesgosa. Vacíala lo más que puedas. Cubre lo que no puedas sacar de la habitación. Pon especial atención a enchufes e interruptores. Coloca periódicos en el suelo y fíjalos con cinta adhesiva.

Adecua la superficie

Lo siguiente que debemos hacer es quitar las capas de pintura que se levanten con facilidad debido al paso del tiempo con una espátula.

Cerciórate de que no tenga baches ni agujeros y, en caso de que hayas optado por no eliminar la pintura antigua, asegúrate de que sea compatible con la que estás por aplicar. Hay que aplicar la masilla que corresponda con la espátula en los diferentes desconchones o huecos.

Existen varios tipos de masilla:

  • Masilla al agua o grasa (esta última no es recomendable en ciertos casos: puertas o ventanas).
  • Masilla en polvo (es una preparación que requiere ser mezclada) o lista para utilizar.

Una vez que la estancia esté lista, lo que queda es preparar la superficie que se va a pintar: lija bien la pared.  La inhalación de polvo es muy perjudicial para la salud, por eso no debes olvidar trabajar siempre con una mascarilla.

Una vez hayas realizado todos estos pasos correctamente, tu pared ya estará preparada para recibir la capa de pintura.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido.

Commentarios

comments

Compartir