Técnica de pintura envejecida

Según las tendencias, en muchos salones de decoración se presentan muebles de terminación envejecida, que se integran muy bien con determinados estilos, o simplemente para aplicar en alguna casa de campo, realzando la decoración de vuestra casa, con un delicado estilo rústico.

Dale un aire rústico a tus muebles mediante la pintura

Os proponemos mediante pasos muy sencillos, con pintura aguada, pincel y cepillo, obtener la tradicional terminación de madera envejecida para aplicar a vuestros muebles y dejarlos como nuevos.

Materiales:

  • Cepillo de alambre,
  • pintura de emulsión,
  • agua,
  • pincel ancho,
  • paño liso que no desprenda pelusa, o una esponja seca,
  • papel de  lija,
  • cera en pasta deluída incolora.

Para comenzar, una vez preparada la madera, deberemos abrir la veta, ésto se consigue fácilmente frotándola con el cepillo de alambre , de ésta manera conseguiremos que absorba mejor la pintura, teniendo presente que siempre se debe frotar y pintar en dirección de la veta para no dejar huellas.

Paso siguiente debemos diluír la pintura con agua, proporcionalmente en seis partes de pintura una de agua, y probar si obtenemos el efecto deseado en un trozo de madera que no sea muy visible, luego procedemos a pintar poco a poco todo el mueble que deseamos reciclar.

Una vez que la pintura haya secado, retiraremos los excedentes con una esponja hasta que nos permita dejar visible la veta de la madera. Dejar secar completamente unas 24 horas.

Transcurrido ese tiempo, debemos lijar cuidadosamente todo el mueble, para obtener así un excelente acabado de textura suave y procedemos a proteger la pieza con una capa de cera semilíquida.

Compartir