Comodidad y funcionalidad en la habitación de lavado

Con unos simples detalles decorativos y funcionales puedes cambiar totalmente los espacios de tu casa. Y esto es precisamente lo que puedes hacer en la habitación donde tienes la lavadora y la secadora, porque en muchas ocasiones tenemos mucho desorden y no sabemos que hacer con todas las cosas que siempre debemos tener allí. Pero con algunos consejos sencillos, puedes poner orden y que todo se vea perfecto.

En alguna de las esquinas puedes poner estanterías que tengan función doble como aquellas de alambre recubiertas de plástico en las que puedes poner todos los elementos que utilizas a la hora del lavado como los quitamanchas y el suavizante de ropa, mientras que en la parte de abajo tiene un tubo que puedes aprovechar para colgar tu ropa cuando la saques de la lavadora para ahorrarte unas cuantas planchadas.

Si tu habitación de lavado tiene otra función, como la habitación de invitados o donde guardas diferentes objetos, puedes poner un gabinete que cierre para poner tu central de lavado. En él puedes poner ganchos con la ropa seca que necesita ser planchada, el cesto de la ropa, la mesa de planchar y los elementos de lavado y planchado, y cuando acabes de utilizar todo, sólo cierras las puertas y nada de eso se verá.

Y si tienes menor espacio te recomiendo una estación de lavado y planchado colgada en la pared. Sólo tienes que combinar un gabinete de aquellos que se cuelgan en las paredes con uno de esos carritos de metal en los que puedes colgar las bolsas para echar la ropa sucia. Sólo tienes que poner uno de esas piezas para sostener la plancha y un tubo lateral para colgar la ropa.

Compartir