Consejos para limpiar porcelana y cerámica

Muchos de los objetos decorativos que hay en las viviendas están realizados con  porcelana o cerámica, sobre todo aquellos de bazar, que resultan muy decorativos al momento de vestir o preparar una mesa. Por eso es importante cuidarlos, limpiarlos adecuadamente y mantenerlos, para así prolongar su vida útil, y poderlos lucir cada vez que sea necesario.

Para ello en el caso de materiales como la porcelana y la cerámica, muchas veces alcanza con un poco de agua tibia y detergente, pero luego debemos tener presente que el enjuague debe realizarse con agua fría, y posteriormente deben secarse con un paño que no deje pelusa, así mantendremos la terminación brillosa original.

La cerámica puntualmente resulta porosa, se puede frotar con un paño húmedo y suave, si la misma estuviera manchada, se debe cubrir la pieza con sal gruesa húmeda o bicarbonato con agua, en forma de pasta y dejar reposar aproximadamente unos 30 minutos para que la preparación actúe y absorba la mancha. Luego se la puede enjuagar con abundante agua fría y repetir la misma operación hasta que la mancha desaparezca por completo.

Es necesario tener presente que éstas piezas resultan muy delicadas, por eso no se debe emplear agua muy caliente, y se las debe manipular cuidadosamente, para evitar que se salten los esmaltes o se cuarteen con el tiempo.

Commentarios

comments

Compartir