Detalles y características del estilo mediterráneo

El estilo mediterráneo, tiene una particular característica, que se basa en aprovechar la luz, y la claridad, sobre todo utilizar la paleta de colores para intensificar la luz natural, lo que brinda a los ambientes un aspecto sumamente natural, transmitiendo una particular energía.

Decorar utilizando el estilo mediterráneo

En pocas palabras intenta llevar a la vivienda, un toque que traslada a viviendas modernas en la ciudad, aquello que se puede sentir en una casa de campo.

Sus colores principales son el blanco y toda la gama de colores pasteles, como el aguamarina, el verde oliva, el ocre, que baña las paredes conjugándose con una decoración bastante despojada, sin recargas de elementos ni accesorios, pero que no deja de ser realmente cálida y bonita, buscando integrar parte de la naturaleza en cada uno de los ambientes.

Los suelos rústicos, de terracota, madera, techos con vigas a la vista, patios interiores llenos de plantas, y azulejos o mosaicos, sobresalen en éste tipo de estilo.

El hierro forjado tiene una alta participación, en lámparas, marcos para cuadros, espejos y es uno de los elementos que junto a la madera, se entremezclan para lograr excelentes combinaciones, otorgando así una decoración, que hace del estilo mediterráneo, uno de los más distendidos, sin complicaciones, donde la imaginación brilla, y la naturaleza de los materiales utilizados, aporta calidez y deseos de vivir plenamente vuestra vivienda.

Compartir