Rayas para decorar nuestras paredes

Las rayas en la pintura nos pueden ayudar en la decoración de nuestro hogar ya que aportan color y vitalidad, sin necesidad de sumar demasiados accesorios, como grandes cuadros, espejos, etc.

Para ponerlas en práctica siempre deberemos tener presente cual será el ancho de las mismas y la cantidad que vamos a realizar, ya que mediante las mismas podemos alargar, ampliar, o darle el toque de perfección que nuestros ambientes estén necesitando. Tenemos que contar con pintura de diferentes tonalidades, pinceles, brocha, y cinta pintor, para enmarcar donde vamos a realizarlas.

  • Rayas para alargar espacios: Es ideal cuando necesitamos que nuestros espacio tengan altura, deberemos realizar rayas delgadas verticales en blanco con un color fuerte de contraste, puede ser negro, azul marino, etc y que no superen los 10 centímetros de ancho.
  • Rayas para dar sensación de amplitud: Son ideales para aplicar cuando necesitamos que nuestras habitaciones se vean más anchas, las mismas se deben hacer en forma horizontal y delgadas, localizándolas en la parte central de la pared.
  • Para el cuarto infantil, nada mejor que las rayas en colores pasteles, ya que el resultado será sutil y nos permitirá jugar con diferentes estampados, luego sobre el resto de los elementos empleados en la decoración.
  • Para conseguir rayas que brinden sobriedad, podemos utilizar tanto vertical como horizontalmente, rayas de colores impactantes, y se adaptan a cualquier tipo de estilo decorativo.
  • Si lo que buscamos es llenar espacios vacíos, las rayas delgadas en colores vivos donde no hay muebles, aportan además de color, una sensación que elimina el vacío.
Compartir