Implicaciones de una renovación del baño

Las remodelaciones son algo que tenemos que hacer casi que obligatoriamente cuando compramos un lugar un poco más viejo o cuando simplemente queremos cambiar la apariencia de alguno de nuestros espacios. Una de las renovaciones más comunes en los hogares de la actualidad es al cuarto de baño, porque la mayoría de ocasiones lo queremos más grande o simplemente queremos que luzca diferente.

Los baños usualmente son agrandados durante las renovaciones y esto se hace tomando el espacio de un guardarropa que está en los alrededores o de una habitación que no esté en uso. Debido a que esta clase de ampliaciones requieren que se tumben algunas paredes, es importante que primero vaya un experto para que te diga si las que quieres tirar son paredes que hacen alguna labor de sostenimiento de la estructura o no.

Cuando los planes que has hecho para esta parte de tu casa implican algunos cambios drásticos, también se tiene que cambiar el lugar por el que va la tubería, para que llegue al lavamanos, al lavabo y a la ducha o bañera. Esto es una parte un poco más complicada, en la que hasta tendrás que levantar parte del suelo, por lo que es también aconsejable que se tenga un plan debidamente estructurado.

Claro que para hacer esto se tienen que seguir algunos pasos como cortar el agua que entra hacia la casa, quitar los azulejos que están en el suelo y en parte de la pared y preparar tubos nuevos, porque posiblemente los otros estarán muy viejos y no alcanzarán para el nuevo lugar donde vayan las cosas. Asegúrate de que todo esto se haga como debe, o si no acabarás con un desorden aún mayor en este espacio.

 

Compartir