Cromoterapia para aplicar en la decoración

La cormoterapia maneja el principio de que los colores tienen la capacidad de transmitir emociones y estimular el cuerpo según los estados de ánimo.

El cerebro en éstos casos recibe la información de los colores como si fueran una vibración externa que responde en el organismo con efectos concretos, igual que para la mente. En decoración para aplicar cromoterapia debemos recurrir a la paleta de colores primarios.

  • Rojo; es un color que transmite creatividad, se lo puede aplicar en ambientes donde haya personas propensas a deprimirse o sentirse decaídas, estimula el corazón, y aumenta la circulación de la sangre.
  • Amarillo; éste es un color cálido y muy acogedor que trabaja directamente sobre el aparato digestivo, es un excelente inductor que lucha contra los estados de decaimientos, ideal para cocinas, y habitaciones ya que ayuda a reforzar el sistema nervioso.
  • Azul; si bien es un color frío transmite serenidad, relaja, y despeja la mente, es muy bueno para combatir estados de estrés, insomnio y excitación, lo que lo hace muy efectivo a la hora de emplearlo en la decoración de la habitación principal de la casa, o aquellos lugares donde se prefiere descansar.
  • Verde; es una tonalidad calmante y tranquila, que además resulta muy refrescante, provoca estados de alegría y esperanza, se puede aplicar tanto en los baños, como en tonalidades claras en las habitaciones, ya que es un color que provoca alivio a diversas afecciones.
Compartir