El escritorio dentro del armario

Cómo decorar el escritorio dentro del armario

Lo tradicional es tener el escritorio con el ordenador, los papeles y el material de estudio y trabajo a la vista, a veces en el propio salón, a veces en una habitación especial. Pero, cuando se necesita ahorrar espacio, o no queremos que el escritorio interfiera con la decoración de la estancia donde planeamos colocarlo, ¿por qué no instalarlo en el armario?

Esta es una propuesta interesante para ubicar un escritorio, dentro del armario, y aunque parezca un lugar insólito para montar una pequeña oficina, no deja de ser una opción para espacios pequeños.

Ideas para ubicar el escritorio dentro del armario

La idea es práctica y una buena solución para espacios pequeños, además esta ubicación del escritorio ofrece la ventaja de que cerrando las puertas del armario, la zona de trabajo queda oculta, sobre todo nos permitirá ocultar la oficina en esos días donde el orden no abunda.

Cómo ubicar el escritorio dentro del armario

Si tienes un vestidor disponible para ocultar tu escritorio, nada mejor que utilizarlo para clocar allí tu escritorio, estaremos ante una oficina, más que ante una estación de trabajo. Pero, si sólo cuentas con el armario, sigue estos consejos:

  • Algo que cuenta como ventaja de esta idea para espacios pequeños, es que permite aprovechar un armario en desuso, o reutilizar uno de esos que se consiguen en rastros, almonedas o mercados de pulgas, los que se pueden personalizar, gracias a la restauración o recuperación.
  • No pierdas de vista la estética: pinta las paredes del armario en combinación con el escritorio y la silla (ésta puede guardarse en el mismo armario cuando no esté en uso, en especial si es plegable). Otra buena opción es empapelar el armario por dentro, de esta manera tendrás un resultado más decorativo.Decorar el armario con un escritorio dentro
  • Asegura una corriente eléctrica. Si no tienes internet inalámbrico, asegúrate de contar con una conexión.
  • Es muy probable que los estantes originales no te sirvan. Vacía el armario y calcula qué necesitas tener en tu estación de trabajo: archivos, papeles, libros, material. Calcula el espacio y no lo satures. Encárgate de que tu armario tenga sólo lo necesario.
  • Monta soportes en las paredes, considerando la altura necesaria de cada uno. Antes de hacerlo píntalos, al igual que la pared. Asegúralos con tornillos que puedes pintar del mismo color de pared o soportes.
Compartir