Tarimas flotantes, colocación y limpieza

Los suelos flotantes o tarimas flotantes ocupan un lugar privilegiado en la decoración moderna, conozca sus beneficios y cómo poder instalarlos para renovar su casa.

Cómo colocar las Tarimas flotantes

Tarimas flotantes

Por norma general se trata de suelos de madera, o de materiales sintéticos imitando a la madera. Tradicionalmente la tarima se colocaba clavada, sobre unos rastreles fijados al suelo, pero con el paso de los años la tarima ha dejado de ser maciza, se ha tornado multicapa, y se ha generalizado otro tipo de instalación: la flotante es decir, ya no se clava ni se encola sino que se coloca sobre el suelo existente sin fijar, como si estuviera flotando.

Las lamas pueden colocarse completamente fijadas (sistema clic) o encoladas unas a otras (sistema tradicional), y el resultado final es que la tarima se convierte en una única pieza, por lo que hay que dejar una holgura perimetral que permita la dilatación y contracción cuando se produzcan cambios de temperatura y humedad.

La tarima flotante es más recomendable que el parqué (que va pegado al suelo) para lugares de marcado contraste de temperaturas y humedad. Son verdaderamente ideales  ya que poseen una extensa vida útil y son altamente resistentes, por lo tanto pueden ser colocados en lugares de alto tránsito y de mayor uso en la casa.

Tipos de tarimas flotantes

Las tarimas que van a ser instaladas en interiores suelen venir barnizadas o enceradas de fábrica, y no hay que darle ningún acabado posterior. Las de exterior en ocasiones requieren tratamientos anti-humedad posteriores a la instalación.

Además, la última capa de la tarima flotante puede ser de madera noble o bien de material sintético:

  • Tarima flotante laminada sintética. Se compone de varias capas, la última de las cuales es un compuesto sintético generalmente de resinas de melamina a alta presión, que lleva impreso un dibujo imitando madera o incluso a otros materiales. Hay gran cantidad de estilos, formatos, colores y texturas disponibles; existen imitaciones de las maderas naturales, así como de piedra o cerámicas. Es sencillo de instalar, de fácil mantenimiento y, sobre todo, su precio es económico.
  • Tarima flotante madera multicapa. Se compone de una base inferior de estabilización, y dos o más capas de madera, de las que la o las intermedias suelen ser de madera resistente y barata, como pino o abeto, y la superior de madera noble. La última capa suele tener un grosor de entre 1,5 y 4 mm, por lo que puede lijarse y barnizarse varias veces.

Cómo colocar las tarimas flotantes

Antes de comenzar a colocarlos es recomendable dejar las tablas en el ambiente a cubrir por 48 horas, para permitir su segura adaptación a la temperatura y humedad del lugar. Para amortiguar el ruido de las pisadas, debe ser colocado sobre un doble manto de polietileno de 100 micrones y espuma de látex de 2 centímetros de espesor.

Cómo colocar una tarima flotante

Este suelo no requiere pulido ni plastificado, queda listo después de colocarlo para su utilización y es de muchísima utilidad a la hora de reemplazar alfombras ya que posee casi su mismo espesor. Una buena alternativa a tener en cuenta para renovar los suelos de la casa.

Cómo limpiar las tarimas flotantes

Para la limpieza diaria de nuestros suelos de madera lo mejor es utilizar la mopa o el aspirador con su cepillo especial. Las manchas ocasionales podemos retirarlas sencillamente con una gamuza humedecida, procurando hacerlo lo antes posible para que no penetren en la madera. Y de vez en cuando no habrá problema en fregar nuestro suelo de madera, con una fregona bien escurrida y si acaso con un poco de jabón neutro y unas gotas de vinagre.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido.

Compartir

Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/okdecoracion.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326