Decoración ecológica para el dormitorio

La decoración ecológica en el dormitorio no sólo es una buena forma de ayudar el planeta, sino que se convierte en una fuente de salud individual. Es cosa de adquirir algunos hábitos, de intentar algunos cambios. Un esfuerzo que vale la pena.

Decoración ecológica en el dormitorio

Los materiales orgánicos reducen la cantidad de toxinas en tu hogar: usa pinturas, blancos y muebles orgánicos. Mientras duermes podrías estar en contacto con químicos dañinos. Evítalo.

Consejos de decoración ecológica en la habitación

Mobiliario

Los suelos orgánicos van de la madera y otros materiales a los recubrimientos como tapetes y alfombras. Dentro de ello, opta por la madera vieja para construir suelos, muebles, revestimientos, vigas. Aquella que adquiere con los años una dureza y profundidad en el color de altos valores estéticos.

Materiales ecológicos. Por ejemplo, para el suelo puedes optar por un parquet de bambú, que además de ser ecológico, es un material muy cálido. Puedes elegir también moquetas ecológicas realizadas con materiales naturales como el papel reciclado.

dormitorio ecológico

Elegir la cama

Colchones blancos están disponibles en algodón orgánico en diferentes puntos del mercado. Los colchones incluso son seguros en cuanto a incendios.

Pintar paredes 

La pintura orgánica, hecha a base de extractos de leche, lima y soya, está adicionada con minerales que, lejos de dañar nuestra salud, la cuidan. Procura que estas no contengan plomo. Respecto a los colores de tus paredes busca colores claros con tonos pastel, que muestren tu buen gusto, recuerda la luz es un factor muy importante y es el que le da el toque final

Textiles

El algodón es lo mejor para tus cortinas, toallas, sábanas y alfombras. Además de ser ideales para personas alérgicas, son el textil que más sonríe al planeta. Aunque el precio del algodón puede ser algo más elevado que el de otros textiles a la larga tanto tu salud como el medio ambiente te lo agradecerán.

Limpieza

No sólo es cosa de muebles, pintura y complementos: los artículos de limpieza también cuentan. Busca opciones orgánicas en el mercado para que tu dormitorio esté reluciente y saludable.

Recicla

Una regla importantísima: la de las tres erres. Reduce, rehusa, recicla. Ten tu habitación sólo lo necesario para vivir cómodamente, usa de nuevo las cosas que ya tienes y dale un uso distinto a las cosas que estabas por desechar.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido.

 

Commentarios

comments

Compartir