Decoración de salones, color más estilo

El uso que se le dé a la sala de estar o salón principal en el hogar determinará la forma y el estilo en la decoración de la misma. Generalmente se asocia dicho lugar a reuniones sociales o a un descanso placentero dentro de la misma casa, por tanto debe de ser acogedor pero a la vez elegante.

Para lograr dicho efecto es necesario crear una combinación entre color y estilo. En muchos casos basta con unir dos tonos contrastantes pero que al final se complementan el uno al otro. Los muros y los accesorios serán los detalles perfectos.

Tres propuestas de diseño

La decoración del salón debe de completarse con un diseño definido. Evita la improvisación y la sobrecarga de objetos innecesarios. Una propuesta puede ser, utilizar pocos colores para adornar pero complementar con un matiz neutro (por ejemplo el violeta y el dorado en unión con blanco o crema).

Otra manera puede ser implementar un marcado predominio de uno solo . En muchos casos suele elegirse un tono neutro, sin embargo en excepciones, y más recientemente, se agrega un toque de algún color más fuerte y llamativo. Así la gama del blanco puede acompañarse de pinceladas de rojo, lila o café obscuro.

El toque blanco y negro

Por última propuesta encontramos a la pareja inseparable del diseño. Los colores blanco y negro pueden juntarse muy bien en una sala de estar otorgando elegancia, distinción y modernidad. La ambientación en ambos tonos suele asociarse a lo sobrio y refinado.

En conclusión, todo depende del aspecto que quieras darle a tu habitación. Las ideas son muchas pero las buenas son pocas. Elige bien y tu casa destacará por la contener un diseño impar y un espacio único.

Compartir